Christopher Nolan: Cuando el talento se nota.

noviembre 30, 2006 at 8:04 pm (Directores)

Christopher Johnathan James Nolan nació en Londres, Inglaterra un 30 de julio de 1970. Hijo de padre inglés y madre norteamericana, este inquieto amante de los cuadros en movimiento comenzó a los 7 años a interesarse en el séptimo arte. El pequeño Nolan junto a su hermano mayor, comenzó grabando sus primeras cintas a la edad de 7 años, con una cámara de 8mm que pertenecía a su padre. Influenciado por la saga de Star Wars, Nolan incluso realizó algunos cortos relacionados con temas de ciencia ficción y principalmente a lo que sería su cinta inspiradora, La Guerra de las Galaxias.

Christopher estuvo viviendo durante algún tiempo en Chicago, sin embargo pasó gran parte de su vida en Londres, donde mientras estudiaba realizó un surrealista cortometraje titulado Tarantella, el cual fue presentado en 1989. A pesar de que su carrera formal fue la de Literatura Inglesa, alternamente Nolan continuó haciendo películas ahora en 16mm con la sociedad estudiantil. En el año 1998 dirigió Following, despertando el interés del personal. Por lo que se le brindó la oportunidad de realizar su mejor película hasta la fecha, ese obrón de Memento con Guy Pearce y Carrie-Ann Moss. Obtuvo una senda nominación al Oscar por el guión de su hermano Jonathan Nolan, mayor artífice de esta maravilla y al que se le debería dar la oportunidad de trabajar como director. En el 2002 dirigiría Insomnia (o Insomnio), con un reparto de lujo encabezado por Al Pacino, Robin Williams y Hillary Sank. La película era una buena muestra de cine de intriga, interesante pero con un desenlace muy simple. Desde luego, no alcanzó el nivel de su obra cumbre hasta la fecha y a la espera de The Prestige. En el 2005 se lanzó al cine comercial con Batman Begins, otra más del famoso personaje de cómic, pero muy superior a las anteriores excepto a la de Tim Burton, que aunque me parece que está bastante sobrevalorada, lo cierto es que las dos hacen unas riñas para ver cual es la de mejor calidad. La de Nolan es un film más poético y oscuro y la de Burton, más entretenida y fiel al cómic. Este año a realizado The Prestige, repitiendo con Christian Bale y Michael Caine, y Hugh Jackman y Scarlett Johansson completando un reparto fabuloso. La historia de dos magos y cómo su amistad se convierte en rivalidad. Desde luego, con estos precedentes, puede dar lugar a un estupendo thriller psicológico que nos ofrezca mucho más que la entretenida pero simplona El ilusionista. También tiene pendiente el rodaje de The dark night, secuela de Batman Begins en la que se rumorea que podrían aparecer Ethan Hawke y mi amada Rachel Weisz.

Sin duda alguna, un director interesantísimo, con un montón de ideas en la cabeza que ha sabido muy bien cómo transmitir al espectador y un enorme talento imropio de alguien con un currículum tan escaso cómo sobresaliente. Si sihue haciendo películas a este ritmo y con esa calidad puede hacer verdaderas obras maestras que sorprendan. Pero cabe la duda de que con una película tan perfecta como Memento pueda superarse y hacer una película aún mejor. ¡Espero vivir para verlo!

Permalink 3 comentarios

Anthony Minghella: Un director con madera.

noviembre 29, 2006 at 11:04 pm (Directores)

Anthony Minghella nació el 6 de enero de 1964 en la isla de Wight, de padre italiano y madre escocesa. Se graduó en la universidad de Hull (no hace falta ser un pijillo de Oxford para tener talento) y en los años 80 trabajó como guionista de series de televisión británicas para la BBC y la ITV. En el años 1990 dió su salto al cine con el film Truly, madly, deeply, contando con la presencia de Alan Rickman y Juliet Stevenson, fué su primer éxito de taquilla. Dado las buenas críticas que obtuvo su debut, y el BAFTA que obtuvo al mejor guión original, tuvo oportunidad de aprender e imbolucrarse en proyectos más ambiciosos. Posteriormente realizó la divertida comedia Un marido para mi mujer con Matt Dillon y William Hurt. Fué en el año 1996 cuando recibió los mayores elogios como director, por el notable drama El paciente inglés. Recibió el BAFTA a la mejor película y el Oscar al mejor director. No se durmió en los laureles y en el año 1999 firmó El talento de Mr. Ripley, una interesantísima y espléndida cinta de intriga con un magnífico plantel de actores. Tras tres (más bien cuatro) años de reláx y sabático descanso en el 2003 realizó la magnífica película Cold Mountain, muy emotiva, con unos actores fenomenales y con la que se comprende el porqué de su descanso. Obtuvo el Globo de Oro y el Oscar a la mejor actriz de reparto para Renée Zellweger, además de otras siete nominaciones a los Oscar. Actualmente tiene pendiente el estreno de Breaking and Entering, repitiendo con Jude Law, Juliette Binoche, Robin Wright Penn, Vera Farmiga (Infiltrados), Martin Freeman (The office, Guía del autoestopista galáctico) y Ray Winstone (El rey Arturo, Infiltrados). Pude disfrutar del trailer antes del visionado de Saw 3 y la verdad es que tiene muy buena pinta. Y tiene anunciada The ninth life of Louise Drax.

Su estilo es una mezcla de cine intimista, con una narrativa épica siempre muy bien llevada y con un ritmo muy bien calibrado. Aunque a veces sus films pequen de ambiciosos o un tanto convencionales, tiene un estilo clásico muy de agradecer, dejando un amplio espacio abierto para las emociones y sensaciones. Al finalizar sus películas siempre te dejan un buen sabor de boca. Ni son películas denuncia que te remuerden la conciencia y te destrozan la vida, ni tampoco son películas insustanciales que al acabar de verlas te quedas igual que al principio. Tiene un pulso narrativo firme, contundente y convincente. Además, se curra los aspectos técnicos. Es un director interesantísimo al que hay que seguir la pista, pues su filmografía no es muy extensa y al paso que va podrá deleitarnos con obras maestras que fascinen a crítica y público. Yo creo que si lo intenta y sube un poco la intensidad en sus películas (que ya de por sí lo son) puede conseguirlo.

Permalink 2 comentarios

Estrenos 2007: ¿Cuáles esperais más?

noviembre 29, 2006 at 7:41 pm (Próximos estrenos)

Como casi todos los años, este 2007 viene cargadito de estrenos. La mayoría suelen acabar en decepciones, pero a veces, en escasas situaciones, sorprenden, gustan y fascinan (las menos). Y las navidades también nos pueden deparar algunas sorpresas:

Brick de Rian Johnson ha tenido un considerable éxito entre el cine indie. Interesante es, hbrá que ver si las expectativas se cumplen.

Déjà Vu, El camino de los ingleses y Happy Feet son los estrenazos de la semana que viene. Será difícil escoger. Probablemente, y si no hay cambios (qué difícil es esto de concretar la fecha de un estreno) también se estrenarán Isi/Disi: Alto voltaje y Ratónpolis. Por vuestra cuenta y riesgo.

En el próximo mes de diciembre también se estrenarán, más en concordancia con la fecha, Natividad, de la “urbana” Catherine Hardwicke que pinta bastante mejor de lo que en un principio cabía esperar, la tontería anticipada Zoom de Peter Hewitt (después de Spy kids 3-D ya no puedo con estas payasadas), la esperadísima Babel que trata un tema muy de actualidad y que me interesa mucho, la comedia francesa Palacio Real de Valérie Lemercier, Irresistible de Ann Turner con Susan Sarandon, La alianza del mal (The covenant) terror de Renny Harlin, El regreso (The return) de Asif Kapadia con Sarah Michelle Gellar, la biográfica Klimt de Raoul Ruiz o La vida en juego de Phil Joanou con The Rock.

Para el 5 de enero están previstas las esperadísimas Banderas de nuestros padres (esperemos no la vuelvan a aplazar) de Clint Eastwood con Ryan Phillipe o Paul WalkerHollywoodland de Allen Coulter con Adrien Brody, Naomi Watts y Ben Affleck, Maria Antonieta de Sofia Coppola con Kirsten Dunst y Jason Schwartzman y El truco final: El prestigio (para matarles) de Christopher Nolan con Hugh Jackman, Christian Bale, Scarlett Johansson y Michael Caine.

Para el 19 de enero estan previstas Apocalypto de Mel Gibson, Atrapa el fuego de Philiph Noice con Tim Robbins y Derek Luke y Más extraño que la ficción de Mark Foster con Will Ferrell y Dustin Hoffman. Para el 26 de prevee el estreno de Dreamgirls de Bill Condon con la exhuberante Beyonce, Jamie Foxx y Eddie Murphy. Para el 2 de febrero se prevee que En busca de la felicidad de Gabriele Muccino con Will Smith y The Host de Bong JoonHo. Para el 17 estan previstas El motorista fantasma de Mark Steven Johnson con Nicolas Cage y Eva Mendes.

Y luego, las más esperadas (cómo no) están sin fecha definida: 300, The good German, Spider-Man 3 (creí ver la fecha de estreno en el trailer al ir a ver Casino Royale, pero no estoy seguro), Los Simpsons: La película, Breaking and entering, Shrek 3, Stardust, The good Shepherd, Inland Empire, The fountain, Notes on a Scandal, Harry Potter y la orden del fénix, Miss Potter, Zodiac, La ciencia del sueño, Requiem, Ratatouille, Fur, 10 items or less, Letters from Iwo Jima, Transformers, The golden compass, My blueberry Nights, Bloodrayne (ya con un año de retraso, aunque a mí no me importa lo más mínimo), In the name of the king: A dungeon siege tale, Blood diamond, The painted Veil, Bobby, Grind House, Eragon, As you like it, The astronaut farmer, Elvan almigthy, Hostel: Part II, Rocky Balboa, Smokin´Aces, Arthur y los minimoys…

Hhhhaaaa… (Cojo aire) ¿Se me pasa alguna? ¿Cuáles esperais con más ansias?

Permalink 18 comentarios

Infiltrados: Entre la rata y el ratón, el poli y el ladrón, lo notable y el peliculón.

noviembre 28, 2006 at 9:49 pm (Críticas)

El Departamento de Policía de Massachussets se ve envuelto en una guerra campal para derrotar a la mayor banda de crimen organizado de la ciudad. La estrategia es terminar con el reinado del poderoso jefe de la mafia Frank Costello (Jack Nicholson) desde dentro. A un joven novato, Billy Costigan (Leonardo DiCaprio), criado en el sur de Boston, se le encarga infiltrarse en la mafia dirigida por Costello. Mientras Billy intenta ganarse la confianza de Costello, otro joven policía que también ha surgido de las calles del sur, Colin Sullivan (Matt Damon), sube rápidamente de categoría dentro de la policía del Estado. Colin, que se ha ganado un buen puesto en la unidad de Investigaciones Especiales, forma parte de un grupo de oficiales de élite cuya misión es acabar con Costello. Pero lo que sus superiores no saben es que Colin trabaja para Costello, y le mantiene un paso por delante de la policía. Cada uno acaba totalmente consumido por su doble vida.

O lo que es lo mismo, dos horas y media (no sobra ni un minuto) de auténtico CINE. Al terminar, tanto a mí, como a mis amigos, como a la escasa gente que estaba en la sala (extraño en el estreno de una película tan esperada) se notaba que había gustado, y mucho. Tras la buena Gangs of New York y la (en mi opinión) un tanto decepcionante El aviador, Martin Scorsese vuelve a ser lo que era no hace mucho tiempo (Taxi Driver, Toro Salvaje, Casino, New York, New York) en un film que me recordó especialente a Uno de los nuestros, aunque no vaya más allá de lo anecdótico, pues son películas muy diferentes. En la comparación con sus dos últimas películas, pues considero que es bastante superior a El aviador y ligeramente superior a Gangs of New York. Y esto es decir mucho. Esta vez, Scorsese realiza un remake (ignoro si bueno o malo, pues no he visto la original) de la película Hong Konesa Infernal Affairs.

Infiltrados tiene detalles, y golpes de efecto que ponen una intensidad y una originalidad que es muy de agradecer en estos tiempos. Buenas actuaciones (Leonardo DiCaprio, Matt Dammon, Mark Whalberg, que tampoco lo hacen de maravilla, la verdad), excelentes actuaciones (Jack Nicholson, Alec Baldwin, Charlie Sheen, es el peso de la veteranía) y sobretodo una buenísima historia. Todo está medido al milímetro. Es decir, un apartado técnico en el que se incluyen música, fotografía, montaje, efectos especiales, encuadres… alcanza la perfección.

Es una película muy Scorsese. La historia ante todo es SÓLIDA, y tras ese adjetivo se le pueden atribuir muchísimos más. Ahonda en los personajes para meterse en la situación, escenas de acción y golpes espectaculares, giros inesperadísimos, diálogos BRILLANTES, buenas y excelentes interpretaciones, más superficial que anteriores obras del director y un par de escenas que chirrían en el conjunto. Eso es para mí Infiltrados (The Departed). Además, dado a su impecable pulso narrativo, que a pesar de alargarse casi sin que te des cuenta a las dos horas y media, hace que aburrirse sea una tarea realmente difícil y la hace más accesible para diferentes tipos de público. Además, la historia narra el mundo de la mafia actual, un mundo interesante, pero no tanto (ni mucho menos) como Scorsese nos hizo ver de la mafia de los años 50, realmente fascinante. Cuando ya uno creía que ese estilo de cine enmarcado en la época actual era prácticamente imposible, viene Scorsese y lo logra con apabullante éxito.

Resumiendo, espléndido cine policíaco y de mafiosos, con tintes de cine negro y con las necesarias y precisas escenas de acción, con un ritmo apabullante y un estilo que hacen saber a cada segundo que Scorsese es el director (aunque un tanto más superficial que de costumbre). Por lo tanto hay un mínimo de calidad garantizado. Por supuesto, es muy recomendable. No creo que decepcione a mucha gente. La mayor razón para ello puede ser que pase un poco de puntillas en las relaciones sentimentales y que se deje a un lado temas más humanos presentes en otras obras (y mejores, siendo sincero) del director. Ya se sabe que para gustos los colores. Si no la habeis visto y estais dudando, no lo hagais. ¡Vedla!

Lo mejor: El guión estupendamente dosificado y calibrado, la tensión que alcanza, los actores y la marca made in Scorsese.

Lo peor: Tal vez le falte algo de profundidad.

NOTA GLOBAL: 8.5.

Permalink 2 comentarios

Hijos de los hombres: O cómo hacer buen cine.

noviembre 28, 2006 at 8:35 pm (Críticas)

Alfonso Cuarón es un director cuanto menos interesante al que se le conoce por la extensa variedad de proyectos que es capaz de afrontar (con éxito). “La princesita” es un agradable y sensible (sí, a ratos sensiblero) film de aventuras infantiles. “Grandes esperanzas” es un buen drama (un tanto desaprovechado) con un reparto de lujo. “Y tu mamá también” es una comedia dramática social hilarante a ratos y triste propuesta, muy alejada de sus anteriores trabajos, al ser un film de carácter independiente. Y por último, su archiconocida “Harry Potter y el prisionero de Azkaban” es en mi opinión la mejor película del famoso mago despues de la primera, y sin duda la de mejor guión.

Pues bien, tras demostrar que es capaz de tocar cine de todos los géneros y de todos los colores, se pasa a la ciencia-ficción con buenísimos resultados. Te guste más o menos, es una película IMPRESCINDIBLE, en mayúsculas. Iba con las expectativas muy altas pues el trailer ya era magnífico, y las ha cumplido completamente.

Voy a pasar a analizar a fondo los elementos del film: Lo primero, tiene un ritmo inmejorable. Tiene acción cuando debe y momentos relajados, hermosos, y a la vez crueles y descoranzadores, cuando deben de ser. Pero todo con un control y una sabiduría inmensa de Cuarón de cómo montarlo y calibrarlo todo.

Los intérpretes están todos geniales. Desde Clive Owen (intérprete de la magnífica y morbosa “Closer”, de la pasable y entretenida “El rey Arturo” y de las buenas “Plan oculto” y “Amar peligrosamente”) y Julianne Moore (que aparece mucho menos de lo que creía), hasta un grandioso Michael Caine y la pobre chica a la que dan ganas de ponerla en un pedestal. Y una curiosidad, la señora que les acompaña durante el trayecto es la mala malísima de “Matilda”.

Y bueno, en cuanto a apartados técnicos, pues qué voy a decir. Es espectacular. Cierto es que al meterme en la historia y en la situación tan de lleno casi no les presté atención. Pero son magníficos los planos secuencia y la espectacularidad-realismo-intensidad de muchas escenas. Todo en cuanto a apartado técnico es perfecto, incluída la equlibrada y emotiva banda sonora.

En cuanto a la historia, pues no quiero desvelar mucho a quienes no la han visto todavía. Sólo puedo decir que es muy original, triste, inteligente y precisa. Describe a los personajes y los expone en situaciones graciosas y entrañables para luego sufrir con y por ellos. Sin duda, la historia satisfará a la mayoría de los fans más acérrimos del género de la ciencia-ficción siempre y cuando no esperen encontrarse con el nuevo “Blade Runner”. Y cuando hablo de ciencia-ficción me refiero a la de verdad, no al género fantástico, ya que es sencillo confundirlos.

Entre los peros tan sólo se encuentran un par de escenas concretas cuyo contenido es cuestionable y unas buenas intenciones que aunque para mí no son negativas (todo lo contrario) hay gente que las confunde con vulgares panfletos políticos.

En definitiva, una película magistral que recomiendo al 100% y que consige lograr un completo equilibrio entre la ciencia-ficción, el thriller y el drama social. No os olvideis del gran mensaje que vereis en el film, es algo que hay que tener en cuenta o acabaremos así muy pronto. La película plantea la pregunta “¿Hasta que extremos seremos capaces de llegar?” para que nosotros la respondamos, y auguro será en breve.

Una película que hay que ver, aunque por el trailer puedas atisbar parte del contenido, es un film con muchas sorpresas y para ver en pantalla grande. Felicidades a Alfonso Cuarón por su gran trabajo. Estaremos esperando su próximo proyecto impacientemente.

Lo mejor: La fotografía (hace que algunas escenas se nos queden en la memoria), el ambiente apocalíptico, Claire-Hope Ashitey, Michael Caine, la belleza esperanzadora de su desenlace y la altísima intensidad que se alcanza casi todo el tiempo.

Lo peor: El desenlace, aunque bello y muy emotivo, se podría haber alargado un poco más e impide que sea una película de 10.

NOTA GLOBAL: 9.5.

Permalink 6 comentarios

Pequeña Miss Sunshine: De pequeña nada.

noviembre 27, 2006 at 11:33 pm (Críticas)

Esta tarde estaba en una encrucijada de la que sólo mi abuela consiguió sacarme. Mi duda entre ver Ficción, Los fantasmas de Goya o Pequeña Miss Sunshine era grande. Al final, y tras ser convencido, me decanté por la última, que probablmente yo también habría elegido, pues llevaba tiempo queriéndola ver. ¿El problema? El cine. Aparte de ser bastante pequeño (sin exagerar) el sonido es muy malo y se oye muy bajo. El caso es que había tráfico y se creó una caravana considerable. Llegamos al cine dos minutos antes de la hora en la que tenía que empezar y nos llevamos la sorpresa de que ya había empezado. Entramos a la sala en la escena en la que Toni Collette presenta a Steve Carell y Paul Dano. Con lo que odio yo llegar tarde al cine… Menos mal que el Renoir Deusto sin pedirlo ni nada, a la entrada en una bandejita hay para rellenar una hoja con tus datos y sugerencias al cine. Desde luego que lo rellenaré para entregarlo la próxima vez que vaya.

Y bueno, voy a entrar en lo que es la película. Si alguien que la haya visto me puede explicar en un comentario lo que ocurre antes de esa escena mejor que mejor. La película en conjunto me gustó mucho. Tiene unos espléndidos intérpretes, personajes humanos con los que te puedes identificar y situaciones con las que también (alguna la he vivido calcadita a como aparece en la película).

Los debutantes Jonathan Dayton y Valerie Faris demuestran tener buen pulso narrativo y dominan a la perfección la dirección de actores, ignorando al plasta de su productor, Jon Turteltaub. La galería de personajes es muy variada, con un amplio abanico de carácteres y personalidades, cada uno con sus prejuicios. Y es que esta película es todo un canto a la diferencia. La música se compone de canciones muy amenas y agradables (tampoco presté mucha atención) y la fotografía también buena. Sobretodo en ciertos planos de la caravana y travellings bien hechos.

Greg Kinnear hace muy bien su papel, de modo creíble, pero a mí al menos no me cae demasiado bien el personaje que interpreta, ni falta que hace. Toni Collette está fabulosa. No sé qué es lo que tiene esta mujer que siempre actúa de forma muy natural y con una eficacia pasmante. Y sin casi esfuerzo. Steve Carell también compone su rol con corrección, contención (justo al contrario que en la entretenida pero cansina Virgen a los 40) y mucha guasa. Alan Arkin hace fenomenal de abuelo cabroncete pero buena persona en el fondo. Paul Dano cumple, sin más, porque su papel, aunque de los más interesantes, no era para lucirse, y tampoco lo requería. Pero el verdadero descubrimiento de la función es la encantadora Abigail Preslin, que cautiva y emociona. En el baile la mitad del cine (yo incluído) se puso a dar palmas (me sorprendió ver un cine tan pequeño lleno, y en un film estrenado hace tres semanas) acompañándola ante el hipócrita espectador del concurso.

Todos y cada uno de los personajes se sienten cercanos, y disfrutas y sufres con ellos. Por eso tal vez habría preferido que se profundizara más en ellos. Igual en el trozo que me perdí aparecía algo sustancioso. Ya no profundizar en ellos, que creo que mediante a sus conversaciones ingeniosas a veces, y pretenciosas y cotidianas otras tantas, ya se profundiza lo suficiente. Sino ofrecer mayor duración, y por lo tanto mayor diversión. Porque en esta época en la que cualquier tontería se alarga hasta en exceso, una película que realmente se disfruta merecería tener mayor duración.

Lo mejor: Todos los actores, desde Greg Kinnear hasta Abigail Preslin. La cercanía de sus personajes. Historia simple pero efectiva, emotiva e inteligente a partes iguales. Buena y amena banda sonora. Es un canto a la diferencia de carácteres, personalidades y personas al fin y al cabo. También es una de esas películas muy agradables de ver que además transmite mientras la ves esa sensación levanta-ánimos, y lo más importante, esa sensación se mantiene después de verla.

Lo peor: Cierto aire a ya visto. Y no es por copiárselo a Fotogramas, pero muchas escenas, situaciones e incluso gags me recordaron la mayoría a la también maravillosa (y en mi opinión superior) Un niño grande. Que en el trailer ya se veía un tercio al menos de la película, con lo cual recomiendo desde ya dejar de ver trailers, que además de engañosos también son reveladores. Que en la vida real no te topes con gente así. Que su conjunto realista más cercano al humor te deprima. Y es que este tipo de películas también son bastante engañosas y manipuladoras. Hay quien tiende (yo alguna vez también) a creer que la vida debe ser así, y al ser bastante complaciente en cuanto a resolución de relaciones se refiere, el efecto levanta-ánimos puede convertirse en depresivo.

Por lo demás, y en definitiva, se trata de una película entrañable, muy humana, de esas que expones en tu estante de DVD´s con orgullo y que en un ámbito general es muy de agradecer su efecto levanta-ánimos y el buen sabor de boca que te deja al terminar su visionado, y que perdura después.

NOTA GLOBAL: 7.75.

Permalink 10 comentarios

007 Casino Royale: Un Bond irregular, para bien y para mal.

noviembre 26, 2006 at 8:08 pm (Críticas)

Hoy he visto con bastante curiosidad, pero también con mucho recelo (en la sala contigua daban El perfume) la nueva aventura del agente 007, que no necesita presentación, pues a estas alturas no habrá quien no haya oído su particular saludo. Antes de entrar en la sala creía que a Daniel Craig no le pegaba el papel, y al salir sigo pensándolo. Lo primero, se supone que el film es el comienzo del agente 007 y cómo llegó a serlo. Pues eso sólo lo explica en los primeros dos minutos, luego eso se olvida y no tiene relevancia alguna en la historia. Craig está con cara-palo chulesca e inexpresiva a más no poder durante la primera hora. Luego se recupera un poco, pero en mi opinión no da la talla. Es un tío cachas y en más de una ocasión se explota ese aspecto. Y ese, evidentemente, no es Bond, James Bond. Hacia el final está un poco mejor. No lo hace mal del todo, pero no tiene ese carisma característico del agente 007. Incluso en sus anteriores interpretaciones, especialmente en Munich lo hace mejor que aquí. Lo que hace él es un Bond más cachas (casi de portero de discoteca), más oscuro y más violento, con ciertas propensiones a enamorarse pero muy seco. Tal vez esto agrade a algunos, pero a otros tantos que esperen más fidelidad al Bond original (u originales) pues no.

El transcurso de la historia y el desarrollo tiene una importante falta de ritmo, haciéndose muy lenta en ocasiones y en otras (la primera y larguísima secuencia de acción) muy adrenalínica. El comienzo es bastante precipitado, llendo directamente a la acción. Luego se para un poco en un breve romance. Luego acción y así sigue hasta casi llegada la primera hora. Hasta ahí estaba bastante bien, con unos diálogos inteligentes e ingeniosos gracias a la bellísima Eva Green quien realmente lo hace bien y unas gotas de humor apropiadas. Pero a continuación da un bajón impresionante, se hace lenta, llega a aburrir y hasta se hace pesada. Hacia el final se alrga en exceso el tiempo de tranquilidad en el que parecía que se iba a acabar, pero que se intuía que continuaría dado a lo alargado de las escenas, muy impropias de un final. Y porque en el trailer aparecía una secuencia de acción que todavía no habíamos visto. Acaba pues con más intensidad de lo previsto, pero con la sensación de que aparte de que falta “algo”, se ha hecho lenta, pesada y muy irregular. Y es que Martin Campbell no domina el ritmo como debería. O simplemente no lo domina. En ese sentido, hizo mejor trabajo en La máscara del zorro.

Como puntos a favor, decir que las escasas (aunque contundentes) escenas de acción estan muy bien rodadas, de modo realista y creíble, a la par que espectacular, evitando así mayor aburrimiento, y que de no ser por ellas, el espectador se quedaría muermo perdido. Judi Dench (otra vez), lo hace fenomenal, dando clases de interpretación a los demás intérpretes. Eva Green, guapísima, cumple su papel con oficio y naturalidad. Conserva el punto de las largas peleas cuerpo a cuerpo. Virtud o defecto, también estan en todas las películas de Bond. El villano Mads Mikelsen cumple con oficio, sin destacar, en parte porque tampoco aparece mucho ni se le da la relevancia que debiera.

Lo peor es el cambio drástico de tempo y ritmo, quedando el conjunto muy irregular. Actores muy desaprovechados como Jeffrey Wright, Giancarlo Giannini o las sexis Ivana Milicevic  y Caterina Murino. Una duración excesiva. Con dos horas habría bastado y sobrado, y eso que a mí me gustan las pelis largas. Pero la historia no da para tanto. La otra media hora es puro relleno, y es la que aporta mayor aburrimiento (esa interminable jugada de póker que se parece a la conquista del mundo en Nunca digas nunca jamás, pero más larga aún). Alguna que otra escena ridícula (en la del látigo más de uno soltó la carcajada) y violenta. Sin duda, la ausencia más palpable es la de el señor Q. En esta película los ingeniosos inventos que el agente se toma como “juguetitos mortales” brillan por su ausencia.

En definitiva, una trepidante en ocasiones, lenta y pesada en otras, cinta de acción y espionaje. Realista y espectacular en sus espléndidas escenas de acción, con algunos toques de la saga Bond, y también con muchos elementos de los que han prescindido. Una buena “chica-Bond” (aunque se echa de menos esa salida del agua estilo Halle Berry) y un Bond diferente. Frío, oscuro, violento e inexpresivo, que a mí no me ha desagradado en exceso pero tampoco me ha convencido como esperaba que lo haría. Una película que no está nada mal, entretiene, pero tampoco es nada del otro mundo, en parte porque está alargada hasta la desesperación. Y teniendo otras opciones que sin ser superestrellas y no creo que más caras que Craig, su elección es bastante discutible. En mi opinión, a actores de renombre como Clive Owen, Eric Bana, Hugh Jackman o Sean Bean les habría quedado mejor el rol del agente secreto 007 y habrían podido pronunciar con más orgullo eso de:

Mi nombre es Bond, James Bond.

Lo mejor: Las escenas de acción, todas muy espectaculares, alguna escena de inusual magnetismo, las chicas Bond y la resolución final, que se aparta del tópico de la saga.

Lo peor: Tiene muchos altibajos de ritmo (destacando la interminable jugada de poker y ese final ultra-alargado que resulta que no es el final) y Craig no acaba de convencerme como el agente 007.

NOTA GLOBAL: 6.5.

Permalink 14 comentarios

Beyond good & evil: Un maravilloso videojuego.

noviembre 25, 2006 at 5:04 pm (Videojuegos)

Beyond good & evil es un videojuego que salió hace 3 años y que sin embargo es tan actual que se podría estrenar perfectamente junto con las demás novedades sin desentonar. Llevo mucho tiempo enganchado a la versión PC de este juego, es realmente bueno y adictivo. El galo Michel Ancel, se ha ganado una buena reputación gracias a los títulos de plataformas en los que ha intervenido, como Rayman o Tonic Trouble. La trama de Beyond good & evil, combinando la aventura, la ciencia-ficción, y la intriga con toques de humor se centra en muchos aspectos, y es transferible a la época actual, viéndose claramente críticas al gobierno. Además, trata de la búsqueda del arma más poderosa: la verdad. Así comienza Beyond good & evil: El planeta Hillys está siendo atacado por una especie alienígena llamada DomZ. Haciéndoles frente para impedir la invasión están las Secciones Alpha. Como tercero en discordia aparece la Red Iris, que intenta demostrar que las Secciones Alpha ocultan algo. Jade es una joven reportera gráfica que se gana la vida realizando trabajos esporádicos. Sus habilidades son conocidas por la Red Iris, y tratarán de buscarla para… La historia logra interesar, atrapar al jugador y hacerle querer saber más hasta desvelarla por completo.

Y además se puede comprar a un precio irrisorio: 9.95€. Un juego que recomiendo tanto a los más jugones, como a los principiantes; tanto a los amantes de la aventura-acción como de las plataformas. Y es que si por algo se distingue este juego es por la amplia gama de dificultad y todos los géneros que afronta de forma sublime. Aparte de eso, es un juego con muy buen acabado visual, un currado y trabajado hilo argumental, unos escenarios y efectos espectacularares (así como el reflejo del agua) y muy ameno, con personajes y situaciones tan entrañables y graciosas, como emocionantes y trepidantes.

Un juego sumamente divertido con excelente ambientación y argumento, y excelente sonido también, que seguro hará las delicias de todo aquel que se gaste esa nimiedad de precio en adquirirlo. Sencillamente genial.

NOTA GLOBAL: 9.

Permalink Dejar un comentario

Final Fantasy VII, Advent Children: ¿Cúando llegará a España?

noviembre 25, 2006 at 3:55 pm (Videojuegos)

La película Final Fantasy VII: Advent Children basada en el videojuego Final Fantasy VII ya se ha editado en UMD en numerosos países. En España, acostumbrados a esperar y esperar películas que llegan con retraso (Banderas de nuestros padres) esto no sería nada nuevo, y tampoco preocupante. Pero  llevan aplazando tan esperado film por los aficionados del juego más de un año. Y es que esto sobrepasa los límites de la paciencia. En Japón se ha editado una versión especial con figurita y el videojuego original incluído y aquí nada, a esperar. Ya dudo de si podremos verla por algún otro medio que no sea la mula, el ares o algún otro programa de descargas. Yo me niego a utlilizar este medio. Aparte de que tengo una mierda de conexión que me tardaría semanas en bajar y además en japonés sin subtítulos, tienen que dar la posibilidad al menos para adquirirla legalmente y distribuirla en territorio español de una vez, por decirlo suavemente. Pude ver el trailer en el DVD de una mala película que es Stealth, así que los que querais ir abriendo boca para quién sabe cuándo lo podeis alquilar (no os recomiendo comprar semejante americanada). Tras verlo me quedé con unas ganas de ver la película impresionantes (más que 300) que quizás os llene de más rabia el cuerpo al no poder verla aún. Eso sí, promete ser lo más fiel posible al juego estéticamente hablando. Y sí, también cuenta con esa inconfundible y maravillosa banda sonora con la que a más de uno se nos cayeron las lagrimillas jugando al videojuego.

De la película he oído que la animación y los efectos son mejores incluso que los de la floja e insulto a los videojuegos Final Fantasy: La fuerza interior. También he oído que es una película dedicada a los fans de la saga, con los personajes y situaciones de la séptima entrega. Por eso, por la parte que no conocen el videojuego han dicho que la animación está muy chula pero que el argumento es muy escaso, casi inexistente. Pues a ver. Me he pasado a la octava entrega y es mi juego favorito. Tiene un argumento de infarto y emocionantísimo. Y si dicen que la historia de la séptima entrega es aún mejor, ¿qué será lo que habrán hecho? Personajes como Cloud y Sepiroth siguen intactos, pero parece que se han comido la mitad del argumento del videojuego, cuando yo creo que ese es su fuerte. He jugado al séptimo y me he pasado entero el octavo, que dicen que es inferior, tiene una historia fantástica desde todos los sentidos, e idónea para hacer una adaptación cinematográfica. Incluso creo que sería la trilogía más justificada que se podría hacer hoy en día. También hay que tener en cuenta que tiene una escasa duración de 100 minutos. En esta época en la que en cualquier película una simple anécdota se alarga sobrepasando las dos horas, a este videojuego las 3 horas le vendrían justísimas. Por eso digo que se podría hacer una trilogía, y de hacerse bien, quedaría perfecta. Y yo creo que estos argumentos se aumentarían con respecto a Final fantasy VII, un videojuego que por lo poco que he jugado es muy bueno, pero no puedo opinar porque no me lo he pasado entero (fuí alquilándomelo hasta que un día se lo llevaron).

En fin, que aunque la duración se le quede corta, y el argumento deje que desear es hora de que la estrenen en España de una vez por todas y dejen de retrasar la fecha de lanzamiento y conspirar contra los espectadores, que ya se lo estan tomando como mera rutina. Y eso son opiniones que he leído y escuchado, igual después de todo es una obra maestra de anime japonés, que haciendo honor al videojuego nos regala 100 minutos de puro gozo y emoción y que tras verla nos preguntamos cómo hemos sido capaces de esperar tanto para tenerla. Esperemos que así sea y esperemos poder comprarla definitivamente en el menor plazo de tiempo posible. Por fin se han decidido:

FECHA DE ESTRENO PREVISTA: 16 de enero (alquiler).

Permalink 10 comentarios

No country for old men: Lo nuevo de los Coen promete.

noviembre 25, 2006 at 1:40 pm (Directores, Próximos estrenos)

Tras decirle que no al mismísimo Spielberg, y trabajar con Michael Mann y Milos Forman, Javier Bardem acaba de terminar el rodaje de No country for old men, basada en la novela de Cormac McCarthy, bajo la tutela de los hermanos Coen (Joel en la dirección, Ethan y Joel en el guión). En el lujoso reparto también se encuentran Tommy Lee Jones, que hace poco debutó como director con un buen drama fronterizo un tanto sobrevalorado. Woody Harrelson, que últimamente no ha hecho gran cosa. Se ha convertido en dibujo animado para A scanner Darkly, ha hecho de abogado secundario en la aceptable pero tópica En tierra de hombres y próximamente se le verá en el último trabajo como (gran) director de Robert Altman, uno de los grandes que nos ha dejado, en A Prairie Home Companion. Por cierto, acompañado también por Tommy Lee Jones, Meryl Streep, Kevin Kline, Linsay Lohan (la que se rumorea fue el último capricho juvenil de Altman) y un sinfín de famosos actores que quisieron acompañar a Altman en su última (y esperemos que gran) película. Una verdadera pena. Josh Brolin, aparecido en El hombre sin sombra, Melinda y Melinda o Inmersión Letal y Stephen Root completan el reparto de este esperado proyecto.

El argumento cuenta  cómo Llewelyn Moss, un cazador de antílopes que se encuentra cerca de Río Grande, descubre un día un hombre acribillado a balazos, un cargamento de heroína y dos millones de dólares en efectivo… Parece que en cuanto a género puede declinarse hacia un western de aventuras, pero ya veremos.

En la filmografía de los Coen se encuentran pelis bastante dispares, pero todas ellas con el mismo punto de humor catártico, negro y un tanto exagerado, que sin embargo es una seña de identidad personal que los aleja de directores del montón. Su debut cinematográfico fue con Sangre fácil, al que le siguieron una buena y original comedia, Arizona Baby, las espléndidas Muerte entre las flores y Barton Flink y la entretenida El gran salto. Siguió con otras dos muy buenas películas cercanas a obras maestras como Fargo y El gran Lebowski, y dos buenas y muy entretenidas películas como O Brother! y la más seria El hombre que nunca estuvo allí. Sus dos últimas películas se han desviado más por el camino de la risa fácil en la en mi opinión floja Crueldad intolerable y una un poco más superior, pero que tampoco aporta mucho (es un remake de El quinteto de la muerte, y ellos afirmaron no hacer ninguno) The Ladykillers. También han creado uno de los numerosos cortometrajes que forman la esperadísima Paris je t´aime. El tándem casi siempre ha estado formado con Joel Coen como director y ambos (Ethan y Joel) como guionistas, excepto en The Ladykillers en la que Ethan también dirigía.

Javier Bardem afirma: “Fue un sueño hecho realidad. Me encantan. Puede ser una de las grandes pelis de los Coen. Es una mezcla entre Fargo y Sangre fácil”. Y otros sueños podrían convertirse en realidad para nuestro actor español, puesto que es muy probable que trabaje nada más y nada menos que con Martin Scorsese en Silence y con Steven Soderbergh en Guerrilla. Desde luego, ofertas no le faltan. Incluso puede llegar a convertirse en uno de los grandes, porque en mi opinión ya está a la altura (y superándole) de Antonio Banderas y puede seguir subiendo escalones porque ha demostrado la cantidad de proyectos que es capaz de interpretar con maestría. Desde un sádico asesino en Perdita Durango hasta un paraplégico sin ganas de vivir en Mar Adentro, que abrió el espinoso debate de la eutanasia, y en mi opinión una de las mejores películas del año 2004. Muchos papeles más a interpretado con tremenda versatilidad, pero que podría eternizarme nombrándolos.

Esperemos pues al estreno de No country for old men, de dos singulares y excelentes directores con un notable currículum que sin duda, aportan más variedad y color al anodino panorama del cine americano actual.

Permalink 2 comentarios

Next page »