Anthony Minghella: Un director con madera.

noviembre 29, 2006 at 11:04 pm (Directores)

Anthony Minghella nació el 6 de enero de 1964 en la isla de Wight, de padre italiano y madre escocesa. Se graduó en la universidad de Hull (no hace falta ser un pijillo de Oxford para tener talento) y en los años 80 trabajó como guionista de series de televisión británicas para la BBC y la ITV. En el años 1990 dió su salto al cine con el film Truly, madly, deeply, contando con la presencia de Alan Rickman y Juliet Stevenson, fué su primer éxito de taquilla. Dado las buenas críticas que obtuvo su debut, y el BAFTA que obtuvo al mejor guión original, tuvo oportunidad de aprender e imbolucrarse en proyectos más ambiciosos. Posteriormente realizó la divertida comedia Un marido para mi mujer con Matt Dillon y William Hurt. Fué en el año 1996 cuando recibió los mayores elogios como director, por el notable drama El paciente inglés. Recibió el BAFTA a la mejor película y el Oscar al mejor director. No se durmió en los laureles y en el año 1999 firmó El talento de Mr. Ripley, una interesantísima y espléndida cinta de intriga con un magnífico plantel de actores. Tras tres (más bien cuatro) años de reláx y sabático descanso en el 2003 realizó la magnífica película Cold Mountain, muy emotiva, con unos actores fenomenales y con la que se comprende el porqué de su descanso. Obtuvo el Globo de Oro y el Oscar a la mejor actriz de reparto para Renée Zellweger, además de otras siete nominaciones a los Oscar. Actualmente tiene pendiente el estreno de Breaking and Entering, repitiendo con Jude Law, Juliette Binoche, Robin Wright Penn, Vera Farmiga (Infiltrados), Martin Freeman (The office, Guía del autoestopista galáctico) y Ray Winstone (El rey Arturo, Infiltrados). Pude disfrutar del trailer antes del visionado de Saw 3 y la verdad es que tiene muy buena pinta. Y tiene anunciada The ninth life of Louise Drax.

Su estilo es una mezcla de cine intimista, con una narrativa épica siempre muy bien llevada y con un ritmo muy bien calibrado. Aunque a veces sus films pequen de ambiciosos o un tanto convencionales, tiene un estilo clásico muy de agradecer, dejando un amplio espacio abierto para las emociones y sensaciones. Al finalizar sus películas siempre te dejan un buen sabor de boca. Ni son películas denuncia que te remuerden la conciencia y te destrozan la vida, ni tampoco son películas insustanciales que al acabar de verlas te quedas igual que al principio. Tiene un pulso narrativo firme, contundente y convincente. Además, se curra los aspectos técnicos. Es un director interesantísimo al que hay que seguir la pista, pues su filmografía no es muy extensa y al paso que va podrá deleitarnos con obras maestras que fascinen a crítica y público. Yo creo que si lo intenta y sube un poco la intensidad en sus películas (que ya de por sí lo son) puede conseguirlo.

Anuncios

2 comentarios

  1. Marnie said,

    Este tío nunca me ha dicho nada. No se puede decir que sus películas sean malas, porque no lo son, pero es todo tan de fórmula, y tan académico, y tan de perseguir el Oscar, que me la suda lo que me está contando. Ah, y El talento de Mr. Ripley es un boñiga pinchada en un palo que no hace honor a la novela original, que es una obra maestra.

  2. Marnie said,

    Bueno, en realidad es peor que una boñiga pinchada en un palo. Es una boñiga pinchada en un palo con Matt Damon y Gwyneth Paltrow adornándola. Demasiada boñiga junta XD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: