Eternas vueltas a una mente inmaculada: ¡Olvídome de mí!

febrero 21, 2007 at 3:41 pm (Reflexiones)

Lo primero, daros las gracias a todos por las más de 10.000 visitas que he recibido, la mayoría por equivocación seguramente xD. Con este sinsorgo, corto por vagueza y paranóico post inauguro una nueva categoría que espero amontone muchos posts, pues aunque no lo creais o no os lo imagineis, yo soy una persona muy reflexiva (sin intención de darme aires de grandeza). Lo que pasa es que últimamente tanta reflexión me está jugando malas pasadas. Reflexiono sobre todo y le doy vueltas y más vueltas a todo, incidiendo en la relatividad de las cosas. No sé porqué, pero en las últimas películas o capítulos de series que he visto me asalta continuamente la sensación de falsedad ante lo que estoy viendo. Quiero decir, que no me las creo. No es una tontería que comente para ocupar espacio, sé que en la próxima película que vea me volverá a pasar. Además de esto, me distraigo cada vez más con lo que se supone que más me gusta hacer. Mientras veo una película o capítulo de una serie pienso en si no sabré qué puntuación darle en filmaffinity, si debería darle un punto más, si creo que tal persona le daría otra puntuación, si sé que hay cámaras tras lo que veo y por lo tanto me parece una tontería porque no me creo nada, si… continuos sis. Y me parece grave porque creo que estoy perdiendo la magia del cine. A veces también me sumergo y me olvido de todo viendo la película “sin más”, pero enseguida me vuelven a asaltar los pensamientos. No es como antes, hasta hace poco, que me ponía a ver una película y me olvidaba absolutamente de todo, claro está, si la película era buena. Eso es lo que debería hacer, pero cada vez me cuesta más. Cuánto más me empeño en no pensar, más pensamientos me surgen.

Sí, lo sé, pienso demasiado. A veces creo que tengo neuronas hiper-nerviosas o algo. Me gustaría tener una máquina como la de Jim Carrey en Eternal sunshine of the spotless mind (¡Olvídate de mí!). No para borrar recuerdos, sino para eliminar esas neuronas que provocan mis incesantes pensamientos, el darle vueltas a todo constantemente y también mis idas de olla. Sé que no puede ser, porque es parte de mí. Pero un día de éstos me da que voy a perder la cordura. Aquí es dónde tengo que aplicar la teoría samurai de Forest Whitaker en Ghost dog. Si pienso que estoy loco, lo estaré; si pienso que estoy perfectamente cuerdo, lo estaré. Pero joder, la de la cordura es una línea tan fina y compleja…

En realidad creo que lo que me hace falta es tiempo. El que necesito todas las mañanas para situarme. ¿Dónde estoy? En el unvierso, la Tierra, Europa, España, Bilbao… soy David y estoy despertándome de un largo sueño. Ese tiempo del que no dispongo creo que es el que me hace falta para aclarar mis ideas. Como en la canción de Bebe y Carlos Jean. Necesito más tiempo sólo para tocarme los cojones.

Anuncios

5 comentarios

  1. Donnie said,

    Jajajajaja bueno, pensar demasiado puede hacer que se nos valla la olla… pero creo que no es tan grave como lo planteas… creo que lo de Filmaffinity nos pasa de vez en cuando, estás viendo una peli y a la vez estás redactando la crítica del blog… no es que me pase siempre, pero a veces se me pasa por la cabeza!

    Somos seres pensantes… pero a veces abusamos de esa condición!!

    Saludos!

  2. Cinematic said,

    Pues sí, lo he magnificado todo mucho. Así soy… :P

  3. ramonbalcells said,

    jejeje. Yo también le doy muchísimas vueltas a las cosas de poca importancia. Me preocupo demasiado por todo. ¿Pues sabes qué? He aprendido a pasar. Y respeto a lo de la magia del cine, hubo una época que también me ocurrió, pero creo que ahora ya estoy volviendo a disfrutar cada película tal y como debe ser disfrutada. Tranquilo, no es nada grave. Como digo, a mi me ocurría una cosa similar y cada vez tenía menos ganas de ver películas y pensaba que el cine ya no me interesaba. Aunque todo este lío que se me montó fue por otro enredo que tenía en la cabeza (sin nada que ver con esto del cine) que me hacía dudarlo todo. Bueno, que esta es mi paranoia a lo Gondry.
    Saludos!!
    P.D. ¡Hoy he visto Seven! Por lo que veo en FilmAffinity, no la has visto, así que ya estás consiguiéndola, jeje. ¡Te encantará!

  4. Nüx said,

    Bah! Tranquilo, no es que estés perdiendo la magia del cine, al contrario, cuanto más pienses sobre una peli mejor la valorarás y con más certeza podrás decir: “oh! bendito cine! qué joya!” (en el caso de que sea una gran obra, claro).
    Creo que a todos los aficionados al Cine nos pasa. Yo no puedo evitar pensar, por ejemplo, en el tipo de ángulo o plano que se está utilizando en un plano determinado o cómo se ha realizado la conexión de planos, escenas o secuencias de un filme (no durante toda la película, claro está, que sino se me colapsaría el cerebro). También soy de las que necesita una hoja y un boli para ir apuntando impresiones mientras ve una peli. No creo que sea malo, Cinematic, don’t worry ;)

  5. Cinematic said,

    Jajaja, tranquiliza pensar que también le pasa a más gente. Eso confirma lo tonto que soy (mal de muchos…) XD. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: