Doblete en San Sebastián: “Frozen River” y “Tropic Thunder”.

septiembre 22, 2008 at 7:06 pm (Críticas, Festivales, Próximos estrenos)

Este fin de semana tuve la suerte de asistir a la 56 edición del Festival de San Sebastián. Fue emocionante y tal porque era el primer festival de cine al que iba. Pero no voy a hablar del festival en sí, sino de dos de las tres películas que vi allí: Frozen River y Tropic Thunder (de La zona no hablo porque ya está estrenada y no es tan fardable).

Frozen River.

Ray Eddy es una mujer desolada a la que su marido acaba de abandonar. Hasta el cuello de deudas y a punto de que le embarguen la casa, decide hacer algo ilegal para mejorar su situación. La debutante Courtney Hunt se muestra hábil en el drama, definiendo a los personajes y aportándoles calado dramático, pero algo torpe en el terreno del thriller y sobre todo, a la hora de equilibrar la balanza entre los dos géneros. Porque la película va dando tumbos constantemente entre el uno y el otro, queriendo que ambos queden perfectamente integrados en la historia, algo que se consigue a veces. En su faceta de thriller encontramos también algunos fallos. Hasta pasada una hora no ocurre nada que sugiera que el que la protagonista trafique con humanos haya afectado en algo a los personajes. Es en la última media hora cuando quieren complicarlo todo y borrar esa sensación de intrascendencia con algunas situaciones forzadas. El ejemplo más claro de esto es la escena en la que el personaje de Leo toma una decisión por pura avaricia que no cuadra con su personalidad (y esto complica aún más las cosas).

Hunt nos quiere hablar sobre la importancia de la familia, el riesgo y consecuencias del tráfico humano, donde la ética entra irremediablemente en juego. Hacia el final nos habla también de la amistad… No es porque quede bien decir esto de los debutantes, que queda, pero a Hunt se le nota la inexperiencia. El querer abarcar mucho y apretar más bien poco, la pretenciosidad. La diferencia es que en esta ocasión, Hunt no se deja llevar por esa tentación en más de tres o cuatro escenas. En el resto, su labor no parece la de una debutante. Pero el verdadero descubrimiento de la película lo encontramos en las dos protagonistas: Melissa Leo y Misty Upham. Podría extenderme mucho con la primera, pero lo resumiré en dos palabras: credibilidad absoluta. Upham está bastante sosa al principio, pero cuando descubrimos su secreto esa sosez se transforma en deseo contenido, y acaba resultando una actuación memorable. Pero el mérito no es sólo suyo, ya que Hunt las dirige estupendamente. Es este el principal logro, no ya de la directora, sino también de la película: unas actuaciones llenas de sentimiento.

Lo que para Quentin Tarantino es “uno de los thrillers más inquietantes que he visto este año” para mí se queda en una estimable película que podría haber llegado a más de tener claras sus intenciones. Recalco un detalle que me acaba cansando si se repite mucho, y es: “plano de coche aparcando-coche aparcado-personaje apagando el motor-personaje abriendo la puerta-personaje saliendo del coche-personaje cerrando la puerta”, que no aporta absolutamente NADA a la trama.

– Tropic Thunder.

No tiene mucho sentido hacer una crítica seria de una película tan cachonda como esta. Si se ve con la predisposición adecuada (esto es, no esperar un sólo atisbo de seriedad; que ya me huelo las críticas de siempre), la película hará el resto. Escenas bélicas bestiales, actores en estado de gracia (huelga nombrarlos uno por uno), 1001 guiños y citas cinematográficas, BSO cañera… Y lo que es mejor: hay algo más aparte de las risas. Una crítica a los majors de Hollywood y a la presión que se inflige a los actores. Es también una película “cebolla”, por la cantidad de lecturas que se le puede dar al juego “actores dentro de un guión que se va haciendo cada vez más real” (tal vez el que Etan Cohen y Justin Theroux estén detrás del guión tenga algo que ver).

Atención a los tres trailers falsos que se proyectan antes de la película. Son BRUTALES, sobre todo el de Robert Downey Jr. haciendo de cura gay. Lo único que me chirría un poco de Tropic Thunder es el personaje de Tom Cruise (que por cierto aparece más tiempo en pantalla que Steve Coogan), que a mí no me hizo especial gracia, y siento decirlo, un Jack Black cargante en más de una ocasión. Por lo demás, un divertimento obsceno, paradigma de cómo pasarlo bien en el rodaje de una película sin mirarse el ombligo (no miro a nadie, Soderbergh…) y haciendo que el público también se lo pase estupendamente.

Para terminar, os dejo con unas fotos de mi breve paso por San Sebastián. Como buen fanboy, tengo que enterarme mejor de cuándo entran y salen los actores, porque no teníamos ni puta idea y fuimos al Hotel Maria Cristina a cualquier hora del día esperando que salieran en ese momento. A la segunda dio resultado y pude ver (fugazmente) a Mario Monicelli y Ben Stiller. Pero digo que he de enterarme mejor porque pude haber visto a John Malkovich, Robert Downey Jr., Colin Firth o Michael Winterbottom y no lo hice, y ahora me muerdo las uñas. Ala, al final he acabado hablando un poco de todo xD. Tenía que compensar de alguna forma lo muerto que anda el blog… Sin más dilación, las fotos:

Anuncios

Permalink 9 comentarios