Paris, monumentos flamantes y amores imposibles.

abril 17, 2009 at 1:54 pm (Sin catalogar)

No podemos negarlo. Cuando no esperamos nada de la gente, pero esta nos obsequia con un acto desinteresado, un enorme gozo nos hace levitar en un lugar dónde el espacio y el tiempo se doblegan ante el poder del instante mágico.

Te pregunta si necesitas ayuda al ver tu cara de turista perdido entre las calles de Montmartre, pueblo bienaventurado e idóneo para pasar tus últimos días. Con más tiempo y una mirada más atenta, podrías descubrir grandes cosas en él. Te pregunta de dónde vienes, te cuenta cómo ha llegado ella hasta allí. Saca un folio en el que lleva envuelta una postal, y liberando al papel del peso de la privacidad, te indica detalladamente cómo llegar hasta el lugar al que te quieres dirigir. No tenía porqué hacerlo, nadie le obligaba ni le pagaría por ello, pero lo hace, aun cuando podría despacharte en dos segundos con el “hacia delante y todo recto”. No te atreves a verla alejarse y que, fortuitamente, tu mirada se cruce con la suya. Mientras intentas averiguar el origen de su generosidad, si alguna corriente de actitud francesa pretendía ofuscar los tópicos con los que se les conoce fuera, te das cuenta de que algo falla. El lugar al que te dirigías ya no es lo que te interesa.

Cada vez que intentas revivir el momento en la cabeza este se hace más borroso, las precisiones espacio-temporales se difuminan peligrosamente, ya ni siquiera recuerdas su cara y temes que desaparezca de tu mente para siempre. Quizás puedas organizar una búsqueda colectiva analizando sus huellas en el papel que te dio. Puedes hacerlo, no es imposible… Te ríes de ti mismo al pensar en cómo algo tan nimio ha podido afectarte tanto, y te repites: “Nunca la tendré. Nunca”. Pero eso te angustia mucho más. No quieres a otra. La quieres a ella. Y la quieres ahora. ¿Es esta mierda lo que llaman amor a primera vista?

5 comentarios

  1. Cinematic said,

    El texto es algo ocurrido durante mis vacaciones de semana santa en París, y las fotos son mías (por si quedaba algunda duda). He tenido que reducirlas de tamaño porque sino se descuadraban.

  2. THE ROCK ACTITUD said,

    Buen texto y buenas fotos. ¿Amor a primera vista? Existe, desde luego. Lo que pasa es que lo llamamos amor, pero no lo es. ¿O sí? Chicas misteriosas que aparecen un minuto en tu vida. En un ascensor, asomada en la ventana de un tren….lo único que puedes hacer es aspirar a darle un amor eterno que dura cuatro horas y que tiene su momento álgido en la habitación de un hotel. Aves de paso. Llegan sin avisar y golpean fuerte, pero te aseguro que de ésta no te mueres.

    PD: Y digo yo, te podrías haber hecho una foto con ella, ¿no?. Se empieza por ahí, se sigue diciendole lo de “Dame tu dirección de msn, que luego te mando la foto”, y se termina……..aquí es donde entra en juego el destino. ¿O no?

  3. Cinematic said,

    Jaja, lo habría hecho (supongo) de no estar acompañado por alguien a quien todavía tengo que dar imagen de chico bueno xD. Y gracias por comentar.

  4. Alazne said,

    lo que hubiera dado por el Louvre o como se escriba, qué pinta, dios mio

  5. Jota said,

    Lamento decírtelo Cine, pero odio Francia y a los franchutes. Aún así, espero que disfrutases de la visita. :-)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: