Lo mejor del 2009.

febrero 1, 2010 at 9:05 pm (Críticas)

1. The Box.

Dentro de no mucho le dedicaré la extensa crítica que merece al film más infravalorado e incomprendido del 2009. De momento no digo más.

2. Malditos bastardos.

Derroche de genio por parte de Quentin Tarantino, quien demuestra que una ingente cantidad de referencias no tienen por qué pisotear la personalidad propia. Sin protagonistas absolutos y con una galería de secundarios realmente espectacular (porque aquí, hasta los bastardos lo son), Tarantino domina a la perfección el tándem de la situación delirante y el plano que busca su impacto a través de un montaje astuto y sutil. Gracias a esos momentos, poco importa que haya algún bajón de ritmo hacia la mitad o que la conversación en el bar esté alargada en exceso. Y el homenaje cinéfilo del clímax final es uno de los más lúcidos que se han visto en mucho tiempo.

3. Revolutionary Road.

Aquí mi crítica.

4. El imaginario del Doctor Parnassus.


La última película de Terry Gilliam es una fantasía añeja que profesa un respeto para con su condición de aventura escapista casi extinto actualmente, y que precisamente por eso se agradece el doble. Cierto es que parte del set se ve pasado de rosca y que la narración se vuelve un poco caótica por momentos, pero es esa misma ignorancia para con lo que “queda bien” la que convierte a Parnassus en una película diferente y muy a tener en cuenta porque, en el fondo, esa ignorancia forma parte del espíritu de la obra y su discurso: rendir culto al poder de la imaginación. A una que no entiende de modas y cuyas posibilidades son infinitas.

5. Up.

Otra maravilla de Pixar, que consigue encandilar desde (y sobre todo en) el principio. Una aventura llena de agradables sorpresas, aunque yo sigo pensando que Pixar mantiene el listón muy alto pero rehusa rebasarlo. Ahora no lo vemos porque la calidad de sus productos sigue siendo altísima, pero si continúan haciendo películas con la misma impronta (algún que otro elemento agrio o de realidad cercana pero conclusiones siempre amables), dentro de unos pocos años empezarán a asomar los fantasmas de la autocomplaciencia con mayor notoriedad.

6. Pagafantas.

Aquí mi crítica. Para mí, la mejor película española del año, por encima de Celda 211 y (por supuesto) de Ágora.

7. Paranoid Park.

Gracias a una cámara que potencia en todo momento la experiencia subjetiva, conseguimos transportarnos a la intranquilidad y turbación del protagonista, quien no hayará más válvula de escape a sus problemas que el tránsito armonioso de unos patines sobre la pista. Tras unos experimentos vacíos con Gerry a la cabeza que parecían susurrar al espectador dispuesto “dánoslo todo sin esperar nada a cambio”, Gus Van Sant coge lo único destacable de ellos (esto es, la esporádica capacidad para sugerir intrincados pensamientos en los primeros planos de los personajes), y elabora una certera parábola sobre la culpa y sobre una redención que sólo puede ser personal, no impuesta por terceros.

Fuera se quedan, por poco, Star Trek y Arrástrame al infierno. La primera es un espectáculo de altura y tiene las mejores presentaciones de personajes del año, pero decae en la recta final y el villano encarnado por Eric Bana es anodino. La segunda nos devuelve al mejor Sam Raimi, o más bien parte de él. Digo esto porque la estimulante imaginería gore de toda la saga Evil Dead (y en especial la de su gozosa segunda parte), ha mutado en algo mucho más estilizado y tal vez más forzado. Los tiempos han cambiado, claro, pero eso no impide que uno no se pueda librar de unos (pocos) tópicos y de relleno funcional que hacen el disfrute más intermitente y menos constante de lo que debería ser. También dejo fuera a District 9, Moon, Avatar y Watchmen, que me gustaron pero tengo bastantes reservas con las cuatro. Y Los Condenados, que me gustó mucho cuando la vi pero ha ido empeorando en el recuerdo.

No quería forzar una lista de 10 películas con algunas que ni siquiera me habían gustado mucho. Sin embargo, hay otras que podrían haber aparecido por aquí de no ser porque todavía no las he podido ver, y son Antichrist, Déjame entrar, Ponyo en el acantilado, Donde viven los monstruos, Los mundos de Coraline, In the loop, Vals con Bashir, El luchador o El secreto de sus ojos. Con suerte, tal vez puedan hacer que mi lista suba a las 10 de convención.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: