El acto de presencia de un invitado de honor: la magia.

junio 22, 2011 at 11:14 pm (Críticas, Mis críticas)

Harry Potter y las reliquias de la muerte: Parte 1 supera con mucho a la olvidable entrega anterior y disipa mis prejuicios sobre dividir la última entrega en dos partes. Sí, era por la pasta, pero también estaba justificado narrativamente. Los hechos mostrados aquí están muy bien dosificados a lo largo del metraje, y meter ambas partes en una habría acabado saturando por acumulación.

Si algo distingue a esta de las dos o tres entregas anteriores es que, como dice un personaje en la película, algo ha cambiado. En el apartado técnico luce igual de bien que siempre, con efectos especiales currados y convincentes. No hay cambios en eso. El cambio está en el uso que se hace de esas herramientas. Mientras que en el pasado el mero intento de epatar o la monotonía ganaban la jugada, aquí parece haber una verdadera noción del propósito al que sirven esos elementos. De saber que no son más que accesorios de algo mayor.

Las escenas de acción están rodadas impecablemente, tienen mucho nervio y, lo que es más importante: están perfectamente integradas en la trama principal, la de una misión acuciante que en ocasiones alcanza matices místicos inesperados. Y que las (escasas) concesiones al tonteo no resulten empalagosas tiene un mérito considerable (¿he oído Crepúsculo por ahí?). Meritorio es también conseguir que la muerte de una criatura mágica resulte más trágica que la de un humano. Pues con ella no sólo muere el individuo, sino una parte del mundo al que pertence.

En esta penúltima entrega se aprecia un pulso narrativo que no se veía desde la tercera, cuando Alfonso Cuarón le dio un brío adulto a todo el tinglado. Aquí se mantiene ese espíritu. La maldad que antes estaba más restringida, más localizada, va extendiéndose hacia terrenos cada vez más familiares. Los protagonistas ya no van a Hogwarts, la magia ya no les rodea. Se convierten en sus buscadores, como el espectador. Y ya sea bajo la forma de chispazos de varita o de luces tenues al anochecer en un recóndito bosque; afortunadamente, ambos la encuentran.

1 comentario

  1. Juanantonio said,

    Coincido con tu critica prácticamente en todo.
    Esta séptima entrega es por fin, (y mira que se ha dicho veces, pero esta es de verdad) mas adulta.
    Quizás sea por que no tenia ninguna esperanza puesta en la película: las dos anteriores, de Yates, eran películas pseudo-crepusculianas. Si los libros, en mi opinión,aportaban poquito a la trama de la saga Harry Potter, el director encima se tomaba sus licencias recortando ciertos aspectos que yo al menos considero importantes, dejando los líos, amoríos y besuqueos intactos.

    Creo que no está a la altura de la tercera película, la de Cuarón, pero por lo menos se dislumbra que el final de la saga va a ser digno para el mago que me lleva compañando desde que tenia… 11 años mas o menos.
    Y ahora tengo 20…

    pd. lo que mas me gustó de la película, fue el corto, lo de “el cuento de los tres magos”. No me lo esperaba en una película de Harry Potter y me pareció genial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: