Corre, Lola, corre: Y mi cerebro con ella.

agosto 1, 2011 at 12:48 pm (Críticas)

Algo no cuadra en el entretenimiento que propone Tom Tykwer. Su frenético ritmo, los insertos animados y el montaje videoclipero avisan de que nos encontramos ante algo para desconectar el cerebro. Sin embargo, en la primera media hora de película aparece un caprichosísimo deus ex machina que trastoca la condición y el ya de por sí débil discurso de la película. Si esta quería mostrar cómo un leve cambio puede alterar toda una cadena de acontecimientos, esto no funciona del todo, pues cada vez que la protagonista “revive”, sentimos que no es el azar quien ha querido eso, sino los guionistas. Y, por tanto, el resto de acontecimientos también son obra del guionista. En realidad siempre lo han sido, pero antes de usar ese deus ex machina teníamos una sensación de verosimilitud que se pierde. Y la película fracasa doblemente, porque encima te ha hecho pensar cuando estaba concebida para lo contrario.

Conclusión: Corre, Lola, corre entretiene siempre y cuando cumplas dos requisitos: 1) No pienses. 2) Incluso cuando la situación te chirríe y te lleve naturalmente a repensarla, NO LO HAGAS, pues eso te acercará a lo que la película tiene de arbitraria e incoherente (que es mucho) y te alejará de lo que tiene de notable entretenimiento (que no es poco).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: