Fear X: Brian Eno que estás en los cielos.

agosto 20, 2011 at 2:04 pm (Críticas)

Fear X es un thriller psicológico del año 2003, que si bien fue premiado en numerosos festivales, pasó muy desapercibido entre el público. Dirigida por el danés Nicolas Winding Refn (ahora en boca de todos con Drive), la película se centra en Harry (John Turturro), un agente de seguridad obsesionado con la muerte de su esposa. La historia que cuenta no es novedosa, ni nos depara nada especialmente novedoso en su desarrollo, pero la película cuenta con dos grandes bazas que la elevan bastante por encima de la pila de thrillers canónicos que tanto abundan. Por un lado, un John Turturro espléndido, con ese camaleonismo innato que se suele gastar y que le hace quedar cómodo en una galería de personajes enormemente amplia. Aquí demuestra que la sobriedad es el mejor modo de expresar la mortificación de su personaje, por contradictorio que parezca. Por otro lado (y no lo digo porque no haya nada más a lo que agarrarse), una fotografía modélica, atenta a los pequeños detalles, sensible a las pulsiones psicológicas de los personajes, tan precisa y transparente que deja camino libre para penetrar en la lógica interna del film. Precisamente, por ser tan irreprochable en lo formal y por hacer tan protagónica a la psicología, el error de guión que la película tiene (y que a continuación pasaré a explicar) se hace más visible y farragoso.

A partir de aquí os encontrareis con numerosos SPOILERS. Como vigilante de un centro comercial, Harry tiene acceso a cintas que investigará meticulosa y concienzudamente en busca de un culpable de la muerte de su esposa. En una escena, cuando le preguntan si al encontrar al asesino sería capaz de matarle, él contesta: “No soy un asesino. Sólo quiero saber POR QUÉ”. En la recta el final del film, en una escena en la que la intensidad de lo psicológico determina los acontecimientos inmediatamente posteriores, Turturro tiene frente a frente al asesino de su esposa (que resultó ser un poli corrupto que la mató por accidente), y le pregunta: ¿POR QUÉ? Antes de obtener una respuesta es disparado en la tripa, y momentos después, un rojo catártico que deja que entrever la locura desatada y fluyente nos insinúa que ha acabado con el asesino.

Turturro se despierta en un hospital, dónde unos polis corruptos (compañeros del asesino que no querían que el asunto fuera a más) le aseguran que todo ha sido una imaginación suya, que ni ha encontrado al asesino de su esposa ni le ha matado. Este podría ser un final ciertamente ambiguo, en el que el espectador no sabría si conceder crédito a la locura de Turturro o decantarse por la explicación de los policías. Pero el desenlace, en medio de una carretera desierta, vuelve a cambiar las tornas. En él, John Turturro tira las fotos que había coleccionado sobre el asesinato de su esposa, sugiriendo por un lado que el manifiesto de los policías era mentira, y por otro lado, que él no se la había creído. Porque si se la hubiera creído estaría aún más perdido y destrozado, y seguiría sin ninguna pista sobre el asunto para el que vivía. Así pues, la película acaba con Turturro liberándose de la carga que se había auto-impuesto por necesidad. Pero si repasamos los hechos, veremos que lo que el protagonista deseaba sobre todas las cosas no era encontrar al asesino, sino saber el PORQUÉ. Un porqué, en este caso, simplísimo y casual, pero que no había sido revelado por el asesino. Si en aquel momento, antes de dispararle, le hubiera confesado a Turturro:  “fue un accidente”, todo encajaría. Pero no lo hizo, y vemos a un Turturro liberado cuando no debería estarlo.

Aunque la lógica interna de la película se derrumbe al final, Fear X es digna de ver por esas dos bazas antes mencionadas y por otras dos más. La breve pero reveladora aparición de Deborah Kara Unger, quien descubre un secreto terrible y lo afronta en un primerísimo plano desgarrador. Y los títulos de crédito finales, que acompañados de la música ambiental de Brian Eno, captan a la perfección el temor hacia lo desconocido en terrenos conocidos, siempre bajo la acechante e intimidatoria mirada de las cámaras de seguridad. Seguramente los créditos finales más inquietantes que he visto nunca.

1 comentario

  1. maracallo77 said,

    Descubrí este director por Drive, ahora estoy viendo su filmografía en forma cronológica para poder apreciar su evolución. Fear X es la última que he visto. A mi me gusto mucho. Definitivamente el protagonista buscaba el por que de los hechos, y lo supo, ¿como? , ahí esta el reto, pero el espíritu de su esposa buscaba venganza con sangre y lo logro.

    Es el espíritu de la esposa lo que perturba al protagonista, es ella quien le dice que su asesino vivió en la casa del frente, es ella quien lo lleva al hotel y es ella quien lo empuja a convertidse en un asesino.

    Otra cosa, y muy importante, tal vez esto te ayude a aclararte el asunto aun mas, los policías no eran corruptos, mataban policías corruptos, y el policía que mato a la esposa del protagonista la mato por accidente porque en ese momento intentaba eliminar a un policía corrupto. Por eso el desplome moral del policía, quien por su remordimiento podía afectar la misión, y de eso se dio cuenta su jefe, es por ello que al final su jefe da la orden de dejar ir al protagonista y desaparecer el cuerpo del policía.. El final para mi es perfecto, el espíritu de la mujer obtiene su venganza, los policías salvan su misión de limpiar a la policía de los corruptos y el protagonista obtiene su respuesta y sigue con su vida. Así fue como entendí Fear X.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: