Dreamgirls: Tan sólo sueña y estarán ahí.

febrero 5, 2007 at 7:00 pm (Críticas)

Hace ya unos cuantos días que tengo pendiente la crítica de esta película, pero no tenía ni ganas ni interés. Aprovecho ahora que no estoy especialmente vago para quitarme el peso de encima. Bill Condon debutó con Hermanas, hermanas en 1987, film protagonizado por Eric Stoltz y Jennifer Jason Leigh sobre dos hermanas cuyo pasado (el asesinato del novio de una) persigue. Seis años después dirigió El inmortal, film protagonizado por Roger Moore y Malcolm MacDowell. En 1995 hizo Candyman 2, película que obtuvo críticas mediocres. Pero no fue hasta tres años después cuando se dio a conocer con Dioses y monstruos, protagonizada por el gran Ian McKellen y el infravalorado Brendan Fraser. Confirmó también ser un cineasta tranquilo, pues hasta seis años después no se le vería el pelo. Kinsey es su penúltima película protagonizada por Liam Nesson, la dulce Laura Linney y el cara-crack Peter Sarsgaard, y esta que nos ocupa es la última que ha dirigido hasta el momento, cambiando de forma bastante radical de género (no tanto si consideramos que escribió los guiones de Chicago y Moulin Rouge). No he visto las películas anteriormente citadas, así que no puedo opinar, sólo que tengo muchas ganas de ver Dioses y monstruos.

Dreamgirls (basada en el libro de Tom Eyen a la vez que en el musical de Broadway)ambientada en los años sesenta y setenta, narra la historia del ascenso de un trío de mujeres: Effie, Deena y Lorrell, que han formado un grupo prometedor llamado The Dreamettes. El ambicioso agente Curtis Taylor (Jamie Foxx) las descubre durante un concurso musical, y les ofrece la oportunidad de su vida: hacer los coros para el famosísimo James “Thunder” Early (Eddie Murphy). Poco a poco, Curtis empieza a controlar el aspecto físico y la música de las chicas para acabar lanzándolas como The Dreams. Pero los focos no tardan en centrarse en Deena, olvidando e incluso apartando a la menos atractiva Effie. A pesar de que The Dreams se convierten en un auténtico fenómeno, no tardan en darse cuenta de que el precio de la fama y de la fortuna es mucho más elevado de lo que imaginaban, y sus relaciones personales comienzan a tambalearse.

dreamgirls.jpg

Comenzar por, como ya viene siendo habitual en los films de época, la ambientación es genial (se disfruta mucho y bien del ambiente de la música negra), las combinaciones de luces y colores muy bien coordinadas, movimientos de cámara eficaces, muy buen vestuario y todo muy bonito. Cantan sólo en espectáculos y en puntuales (bueno, hay unos cuantos) momentos de fuerte emotividad. No hay motivo de preocupación, las canciones están muy bien distribuídas, sin que acabemos cansándonos de tanta cancioncita. El aspecto técnico es casi perefecto (se nota el haber de alguien con talento tras las cámaras) para que podamos preocuparnos sólo en la historia de la película. Tratándose de un musical, resulta evidente qué elemento supera a la historia: las canciones. Este es el punto más fuerte de la película. Canciones preciosas, de ritmo, tono, emotividad y potencia sobresalientes. La letra ayuda a contar la historia y expresar los sentimientos (en ocasiones bastante cursis) de los protagonistas. Y lo más importante, unos artistas que las interpretan a la perfección. Echadle todos los elogios que querais a las canciones, que os quedareis cortos. Yo me quedo con Love you I do.

Otro de los puntos más fuertes son las interpretaciones. Comenzando por una grandiosa Jennifer Hudson (Globo de Oro totalmente merecido), que compone con multitud de matices su complicado personaje, sincero y egoísta, bondadoso y arrogante a la vez, cuyo altruísta ego no le deparará nada bueno. Esta es sin duda la gran interpretación de la película, y la mejor en lo que vamos de año (y en lo que yo he podido ver). Eddie Murphy, muy cerca de la primera, también crea un personaje en plena racha, radiante de fama y éxito, posteriormente relegado por supuesta falta de comercialidad. Esta, sin duda alguna, es su mejor y más lograda interpretación. Esto no quiere decir que puntualmente no acuda a alguna de sus muecas, pero en este caso no resultan en absoluto estridentes ni irritantes. Tal vez si le hubieran concedido más tiempo para desarrollar más su personaje nos habría sorprendido aún más. De todas formas, su interpretación es más que notable, y sobretodo, creíble. Eso para Murphy (aunque algunos se niegen rotundamente a creerlo) es todo un reto superado. El resto (Jamie Foxx, Danny Glover) cumplen con corrección, poco cabe destacar más allá de la veteranía del segundo. La guapa (tampoco es para tanto) Beyoncé Knowles intepreta también con corrección, pero en ocasiones se la ve un poco sosa y, de esquemático, su personaje queda desdibujado. En un par de escenas parece que se le esté haciendo promoción para su nuevo disco.

 

Donde la película flojea y muestra sus carencias es en la historia, su talón de Aquíles. Si nos ponemos a analizar exahustivamente, ésta está llena de tópicos (chicas pobretonas que ascienden logrando hacer realidad su sueño, el cabrón discográfico, los celos tanto de las compañeras como de sus novios…). Es muy previsible y convencional, y se respira un más que notorio aire a déjà vu. Fugazmente, se muestran los conflictos raciales de la época, pero muy de pasada y de refilón, de modo muy ramplón (quizá demasiado), sin apenas ahondar en el asunto. Yo creo que se debería profundizar algo más en el tema, porque forma parte de las raíces de los protagonistas. Así se podría comprender mejor algunas de sus acciones.

A pesar de estos peros, nos encontramos ante una buena cinta, ligera (un tanto superficial), de cuyo visionado sólo podemos objetar que se pasa volando, y esa es una bueña señal. Un muy buen ritmo sin apenas espacio para el aburrimiento contribuye a ello. Con apartado técnico y artístico (casi) perfectos, historia no tan perfecta (ni mucho menos) y canciones gozosas que funcionan como una prodigiosa terapia para nuestros oídos. Comparando con los otros tres intentos más sonados para resucitar el género del musical, debo decir que para mí se encuentra más o menos al mismo nivel que los otros dos (Moulin Rouge, Chicago y El fantasma de la ópera). Con la diferencia que aquí (al contrario que en las tres anteriores) no hay sobrecarga de canciones, y por lo tanto, no cansan.

Lo mejor: Los excepcionales números musicales, el ritmo, Jennifer Hudson y Eddie Murphy.

Lo peor: La historia es bastante tópica, y no ahonda lo suficiente en los personajes.

NOTA GLOBAL: 7.25.

Anuncios

13 comentarios

  1. Cinéfila said,

    Tengo ganas de ver esta película, porque me encantan los musicales, sin embargo, siempre que quiero ver uno tengo que obligar a alguien a acompañarme.

  2. jazzman said,

    Creo que todo esto depende de gustos, si preferimos un musical en el que el único aliciente son las canciones y una historia más o menos entretenida, o un musical con una estética y un contenido que hace referencia a muchos aspectos históricos e incluso sociales. Yo personalmente prefiero lo segundo, porque no soy amante de los musicales, y a menos que me añadan un aliciente interesante no me obligo a verlos. Aunque tengo que decir que Chicago y Moulin Rouge me encantaron, pero ésta me da que va a ser que no.

    Saludos!

  3. Donnie said,

    Creo que em toca este finde… eso de dejar todo para el último día xD…ç

    A ver qué tal!

    SALUDOS!

  4. Nüx said,

    Para mí es una película magnífica que cumple con creces sus aspiraciones. Cierto es que la trama argumetal podría ser más intrincada, pero eso no significa que debería serlo. De hecho, en un musical no debemos buscar tramas complicadas, sino historias agradables que sean fácilmente musicalizables y que estén interpretadas con poderío. “Dreamgirls” supera todo esto con matrícula.
    Un filme muy muy agradable y muy muy recomendable.

  5. DECKARD said,

    En general coincido con usted, incluso en lo de haber publicado la crítica esta semana.

    Es una gran producción y como tal se puede disfrutar, pero la historia flojea, sobre todo en la parte final. Las canciones a mí me parecieron demasiado típicas de musical, pero las interpretaciones son sensacionales.

    Beyoncé está termenda, pero eso es una simple cuestión de gustos.

    Un saludo!

  6. battosaiiiii said,

    Bufff..

    y yo que he oido pestes de la peli..

  7. John Trent said,

    Los musicales nunca han sido ni sean uno de mis temas favoritos en lo cinematografico. Esta podria interesarme algo mas por ser el soul una de mis musicas favoritas, pero la pelicula me llama poco la atencion. Y no, ni siquiera la presencia de Jamie Foxx (genial cantante, correcto actor que aun tiene que demostrar lo ya demostrado en Collateral o Ray) o lo curioso que puede resultar ver a Eddie Muprhy en una interpretacion dramatica, logran hacerme crecer el interes.
    Aqui en España, como era de esperar, esta teniendo una recepcion bastante floja, por mucho que este nominada a 8 Oscar. Y es que este genero musical nunca se ha llevado muy bien con la audiencia mayoritaria por aqui.

    Saludos y enhorabuena por el blog.

  8. Cinematic said,

    Nüx y Deckard, más o menos yo me situaría en el medio de vosotros. Me gustó, pero tampoco me pareció ninguna obra maestra.

    Cinéfila, Donnie, a ver si os gusta.

    Jazzman, batosaiiiiii, John Trent. A mí Dreamgirls al principio no me atraía casi nada, fuí casi obligado. Es una película que (a mí al menos) gusta más de lo que esperabas, compensando la pereza que anteriormente sentías por ella.

    Saludos y muchas gracias por vuestros comentarios :P !!

  9. pequeñoIban! said,

    A mi no me convenció mucho. Entretenida, si… tmbién con unagran ambientación y con Jennifer Hudson que es lo mejor… pero es que no tiene personajes. La evolución del de Beyonce es ridícula, de hecho nunca vemos como se siente hasta que de repente le dice a Jaime Foxx que el problema es que siempre la ha considerado una niña de 17 años, y lo siento pero cuando llevo una hora ´viéndola sin que nadie me diga ni lo que se le pasa por la cabeza, pues la cancioncita para expresarse también me sobra

    Bueno, no sé si me explico

  10. Cinematic said,

    Claro que te explicas, soy yo quien no lo hago. El personaje de Beyoncé me transmitió lo mismo que a tí pero no lo he explicado debidamente. Muchas gracias por comentar ;)

  11. ramonbalcells said,

    Ayer estaba dudando entre ésta, Bobby y El libro negro. Al final me decidí por la segunda, la cual me pareció maravillosa (ya hice la crítica en el blog). Mañana iré a ver Juegos secretos (little children) y el domingo Diamante de sangre, así que, como podrás ver, estoy de racha (para compensar con todos los exámenes). Ya escribiré las críticas una vez las haya visto.
    ¿Tu cuáles irás a ver?
    Saludos!!!

  12. Cinematic said,

    Te envidio. Este finde tenía previsto ver “Ases calientes” y “Diamante de sangre”. Pero como es lógico, no ha podido ser…

  13. ramonbalcells said,

    Al final no pude ir a ver Diamante de Sangre, pero Juegos secretos sí (te la recomiendo, en serio). Aunque no creas, a parte de ésta, Bobby y la de Smith no he visto muchas más. Tengo pendientes Apocalypto, Más extraño que la ficción, El libro negro y Diamante..
    Saludos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: