Lo mejor y lo peor del 2007, y feliz año nuevo!

diciembre 31, 2007 at 9:28 pm (Curiosidades)

Ya sé que un post de este tipo tiene poco o más bien ningún mérito, pero no quería ser de los pocos que se queden sin hacerlo, que a nada que me despiste lo publico el año que viene (malísimo, lo sé). Bueno, ahí va: 

Lo mejor:

Más extraño que la ficción (Marc Forster).

Promesas del este (David Cronenberg).

Deseo, peligro (Ang Lee).

American Gangster (Ridley Scott).

Juegos secretos (Todd Field).

Ratatouille (Brad Bird). 

Zodiac (David Fincher).

La vida de los otros (Florian Henckel-Donnersmarck). 

300 (Zack Snyder).

Stardust (Mathew Vaughn).

Lo peor:

Bratz: La Película (Sean McNamara).

Bloodrayne (Uwe Boll). 

Ghost Rider, el motorista fantasma (Mark Steven Johnson).

La última legión (Doug Lefler).

Y afotunadamente no he visto más. Ya sé que Bloodrayne fue directamente al videoclub, pero quería hacerle un hueco a mi amigüito Uwe. En lo mejor me dejo El truco final: El prestigio, La fuente de la vida, El ultimátum de Bourne, The Host, Diario de un escándalo, El Orfanato, REC, 28 semanas después y Adiós, pequeña, adiós. Estas irían después de las diez primeras. He decidido no meter en lo peor a La brújula dorada, pero la verdad es que me resultó una gran decepción (sin ir con grandes expectativas).

Feliz año nuevo a todo el mundo y no os atraganteis con las uvas!!

Anuncios

Permalink 7 comentarios

Breves comentarios sobre películas varias (2).

diciembre 24, 2007 at 4:16 pm (Críticas)

No, este no es un post navideño. Todos aquellos con no demasiada resaca saben qué día es hoy, pero no voy a escribir un post que lleve las palabras “Feliz Navidad”. Mierda, ya la he cagado. El otro día, iba con los regalos a cuestas, sorteando a la gente como podía, y pensando en lo mucho que me gustaba de niño la Navidad. Me encantaba. Ahora… Sólo la espero por los regalos, pues todo sentido que pudiera tener, ya se ha evaporado completamente por esta consumista sociedad. Así pues, no veo necesario el darle más vueltas a esta época del año y paso a comentaros unas cuantas películas que he visto recientemente y de las que me apetece hablar. Las razones por las que no hago una crítica individual por película son las mismas que las de aquí:

– Deseo, peligro (Ang Lee).

Vista ayer, me pareció una maravilla de película. Consigue subyugarnos con ese torrente de pasión que sienten los dos protagonistas, adornado con un aroma a cine clásico, unos secundarios muy metidos en su papel (me refiero concretamente a los amigos de la protagonista al principio), una espléndida ambientación de la época, una tensión altísima en el tramo final y la mano maestra de Ang Lee. Su elegantísima puesta en escena ayuda a transmitirnos ese universo de emociones encontradas que sienten los personajes, y aunque al principio haya alguna que otra escena alargada en exceso, sus dos horas y media de duración se llevan a las mil maravillas y la sensación final es la de haber asistido a la proyección de una gran película. 9.

– Stardust (Mathew Vaughn).

Una auténtica sorpresa. Vaughn ya apuntaba maneras en su entretenido debut Layer Cake. Pero aquí refuerza las virtudes de su debut desechando los defectos (una trama que podía resultar liosa). Ejemplo de película fresca, con ritmo, divertida y mágica. Todo su reparto encaja perfectamente con su rol (sí, incluyendo al De Niro mariposón), y la banda sonora, por mucho que digan que es un calco de otras, me parece un lujo (en especial, el tema “Shooting Star”). Por ello, se le perdonan algunas escenas de personajes cabalgando que se parecen mucho a la trilogía élfica y ese happy end tan “happy”. Que aprendan las secuelas de los piratas, Narnia, Eragon y sobre todo, La brújula dorada (menos mal de cierta criticada pelea entre dos osos cabreados, que consiguió despertarme de mi letargo). No hace falta contar con FX brutales, sino con un guión decente y alguien con aptitudes para llevarlo a la pantalla grande. 8.

– Kiss Kiss, Bang Bang (Shane Black).

Otra sorpresa, esta vez en el terreno del thriller de acción cómico. Unos originales títulos de crédito dan paso a una astuta y audaz comedia, llena de referencias y guiños, de una inteligencia poco frecuente últimamente. Un Robert Downey Jr. en estado de gracia y un “recuperado” Val Kilmer forman una pareja de ladrón y detective, en la mejor tradición de las buddy-movies. A medida que la trama policíaca se desarrolla, va perdiendo parte de su ingenio. Sin dejar de ser una película sorprendente, el final es tan convencional como lo que hasta el momento estaban parodiando. También es una crítica a la consabida y despiadada “cadena de montaje” de Hollywood. 7.5.

– Tú, yo y todos los demás (Miranda July).

Extraña película indie que se tambalea constantemente entre lo pedante y lo original. Lo primero, más que nada, viene a cargo del papel protagonista, entrañable a ratos, insoportablemente cursi, ñoña, tonta y “soy-la-más-cool-mira-qué-ideas-tengo” otros. Y parece ser eso lo único que le preocupa a la Miranda July directora. La película se compone de buenas y magníficas ideas sueltas, sin una base que las sustente, y con situaciones que huelen demasiado al cine de Todd Solondz (en especial las dos adolescentes, la niña y los dos hermanos). Con todo, el resultado no es nada desdeñable, y deja cierta escena en el banco de un parque para el recuerdo, sencillamente genial. 6.5.

– Casablanca (Michael Curtiz).

Una de las muchas “Obras Maestras absolutas e imprescindibles” del Cine que me faltaba por ver. Y sí, me parece muy buena, con un guión soberbio y dos personajes cuya historia consigue llegarnos dentro. Pero no me pareció una obra maestra. No me dejó esa sensación de desesperanza, sí de querer estar en la película para poder arreglar algo y no poder, pero no desamparo, casi agonía que me provocan las verdaderas obras maestras. Tal vez fuera por las expectativas o por la etiqueta de “la mejor película de la historia del Cine”. Pues desde mi humilde opinión, no lo es. Siempre diré que las opiniones encumbrando a ciertas películas y la mitificación sólo hace daño a la propia experiencia del visionado de las películas. Ya me pasó hace poco con Una historia de violencia o Blade Runner. Dos maravillas (sobre todo la segunda) que en su momento me parecieron increíblemente sobrevaloradas, claro, influído por un exceso de críticas en las que “obra maestra”, “imprescindible” o “genial” se repetían sin conceder tregua. Dejando esto a un lado, tampoco quiero meter a Casablanca en este saco, porque me gustó mucho y es una historia de amor que llega, pero tampoco me parece la gran Obra Maestra que todo el mundo gritaba. 9.

– Brick (Rian Johnson).

“Película de culto”. Mucho acomodo veo yo tras acompañar a Brick con esta etiqueta, y más ridículo veo aún las comparaciones con Donnie Darko. A ver, ¿pero qué tienen que ver una y la otra? Sí, las dos tienen un ambiente estudiantil con un toque de “algo grande va a pasar”. Pero más allá de eso no veo grandes rasgos en común. Brick nos cuenta una historia detectivesca de cine negro, frío, con tintes dramáticos y Lynchianos, y en momentos puntuales logra lo que el genio azul: quedarse atrapado en su oscura y morbosa atmósfera. Sin embargo, y aunque el guión se muestre competente, me hice la picha un lío en algunos momentos, y algunas cosas no me quedaron claras. Al menos no aburre, y como ya he dicho, tiene bastantes momentos en los que se logra una abstracción casi total del espectador con respecto a la realidad. La verdad es que encaja bastante bien dentro del concepto “película de culto”. Pero no sé, me viene a la cabeza una persona con gafas de pasta hablando sobre Brick y repitiendo constantemente: “película de culto”, “película de culto”. No sé si me explico. Ah, y la secuencia que abre el film es sobrecogedora. Tal vez por eso al final uno no puede evitar la sensación de “me esperaba más, quería más”. 7.

– Palíndromos (Todd Solondz).

Para mí, y con Happiness pisándole los talones, la mejor película de Solondz. Por todos es sabida la falta de complaciencia de sus cintas, pero esta llega a extremos insospechados. Considero conveniente ver trabajos anteriores suyos, pues sino uno puede quedarse a dos velas. Pocas veces se ha visto la representación de la inocencia marcada y rota por la depravación de la sociedad tan explícitamente como aquí. Personajes puros, escalofriantes, deseando volver a la burbuja de la que han salido para no tener que enfrentarse al mundo real. Aviva quiere, desea abrazar esa inocencia, y decide ir en su busca. Se encontrará con multitud de extraños personajes, intentando conseguir a toda costa su deseo. La elección de Solondz en que varias actrices diferentes interpreten el mismo papel no es en absoluto gratuíta, y en el final está perfectamente explicada por un personaje. Contiene escenas de mucho calado emocional, como esa en la que se descubre algo en el contenedor, que nos duele hasta a nosotros, o esa última frase que te deja ahí plantado, porque es pesimista y descoranzadora a más no poder. Me dejo muchas lecturas e interpretaciones en el tintero, pero es que esta película es digna de estudio. Solondz da la vuelta a la moral de la sociedad americana de forma implacable. Si su propósito era que Palíndromos (título muy acorde con el espíritu del film) cayera como una losa encima del espectador, hago acto de fé en que lo ha conseguido plenamente. 8.5.

– Nicolás y Alejandra (Franklin J. Schaffner).

Y para que no todo sean halagos, aquí tenemos un auténtico coñazo histórico. ¿Pero qué me interesa a mí la historia del calzonazos de Nicolás y su esposa cuando lo único que se muestra de la personalidad del primero es precisamente eso, que es un calzonazos? Tres horas de aburrimiento, de escenas inconexas, sin coherencia alguna. No hay guión, no hay personajes. Lo único que haces es ver cómo andan de aquí para allá personas, y pasan cosas… ¿Porqué? Y yo que sé… Y más vale que no te preguntes qué coño hace tal personaje aquí o allí, porque te entrarán unas ganas de darle al Stop tremendas. Yo, desgraciadamente, no pude hacerlo porque fue una de las películas que vimos en “Cine e historia” este año. Y sí, el vestuario y los decorados muy bonitos, que para algo se llevó 2 Oscars, y un final algo tenso, pero ya. Si eres un licenciado en historia de la revolución rusa tal vez puedas decir “ah, aquí es cuándo el Zar decidió… y aquí es dónde…”, sino, pasa de ella. Más decepcionante aún si vemos quién corre a cargo de la dirección. Schaffner, que dirigió esa maravilla de la ciencia-ficción que es El planeta de los simios y que dirigiría Papillon, metió la pata con este soberano aburrimiento. De la historia me enteré, pero porque nos la tuvo que explicar la profa. No he encontrado una foto decente para esta película, pero tanto da. 3.5.

– Mozart and the Whale (Petter Naess).

Una película tierna y pequeña, que se merece mucha más repercusión de la que ha tenido, con un Josh Hartnett en la mejor interpretación de su carrera de lejos, y una de las mejores de Radha Mitchell, aquí encantadora. Uno no puede quedarse al margen de estos dos inadaptados con el síndrome de Asperger. Su lucha por integrarse en la sociedad y sus particulares fobias, son compartidas con el espectador. Es una historia romántica simple, pero rica en matices y muy llevadera dentro de su simplicidad. Se nos describe a los dos protagonistas con multitud de detalles, y aunque hacia el final la película derive hacia lo convencional dentro del género romántico, uno se queda con lo visto anteriormente y en la comida final. La lucha de una pareja por aceptar las carencias y defectos de cada uno que su autismo les ha impuesto, y salir adelante. El noruego Peter Naess se confirma como experto en el tema de la inserción social de personas con algún tipo de déficit mental tras Elling, aún mejor que la que nos ocupa. 7.5.

– Cuento de Navidad (Paco Plaza).

Mi favorita de las Películas para no dormir junto con Para entrar a vivir de Jaume Balagueró (la de Alex de la Iglesia me decepcionó bastante, la verdad). Paco Plaza dirgió OT, de la que mejor no hablamos, Romasanta me pareció poca cosa, pero El segundo nombre tenía un guión colosal (así, con todas las letras), aunque se veía lastrada por su gelidez y ausencia total de golpes humorísticos. Así llegamos hasta su, probablemente, mejor película (no cuento REC, pues no era suya íntegramente). Cuento de Navidad contiene guiños a los 80 que los que vivieron en esa época seguramente disfrutarán más de ellos que yo. La presentación de los personajes es muy buena, haciéndonos parte de ese grupo en el que destaca el friki de Karate Kid. También se puede ver la primera interpretación de Ivana Baquero, tras lanzarse con el laberinto de Del Toro. En toda la película se nota un aire nostálgico, tanto en las conversaciones entre los niños como en esa película de Serie Z que protagonizan la Pataky y Loquillo. El film se desarrolla rápidamente sin resultar precipitado, muy ajustado a su duración de hora y diez minutos. En fin, una película muy entretenida, apena decirlo pero mejor que la mayoría de películas españolas actuales estrenadas en cines. Y el final, muy bueno. 7.

Cachondas Fiestas (por eso de no repetir “las dos palabras”) !!

Permalink 8 comentarios

1º aniversario y pico.

diciembre 12, 2007 at 9:08 pm (Sin catalogar)

aniversario.jpg

Esto es vergonzoso. El día 18 del mes pasado se cumplía un año desde que creé este “CINEMATIC WORLD” y yo sin enterarme. Espero que no me pase lo mismo con mi mujer. En fin, más de 1 año opinando sobre cine, criticando, anunciando, compartiendo diferentes… bueno, dejo la cháchara ya que me estoy empezando a percatar de cuándo resulto estomagante (¿un poco tarde, no?). Gracias a todos por vuestra cordialidad, dedicación y participación, pero sobre todo mil gracias por ser tan pacientes a lo largo de este año. Espero, y esto lo digo sinceramente, que sean muchos más.

Permalink 8 comentarios

Mi pie es una amenaza nuclear.

diciembre 11, 2007 at 5:34 pm (Curiosidades, Social)

Supongo que la mayoría de vosotros ya lo habreis visto. Los que todavía no lo hayais hecho no sé a qué esperais, no tiene desperdicio. No sé si es más descojonante o terrible. Yo me quedo con las 10 torres Eiffel que tiene París, ¿vosotros? Teneis mucho dónde elegir. ¿Son los americanos estúpidos?

Permalink 4 comentarios

Weeds: 1ª Temporada.

diciembre 3, 2007 at 9:54 pm (Críticas, Series de TV)

 wallpaper1800x6004mhgq4jj5.jpg

He vuelto. O más bien, he hecho un hueco entre exámen y exámen para demostrar que no os he olvidado. Toca serie. Quería hablaros de unas cuantas y no me decidía por ninguna. Al final, sin ninguna razón de peso, he elegido Weeds. Me pareció una serie refrescante, divertida y me sorprendió muy gratamente, como últimamente lo están haciendo otras tantas. Creada y producida por Jenji Kohan (guionista y productora también de Las chicas Gilmore) en el 2005 y emitida por Showtime en EE.UU. y por Canal+ y Cuatro aquí en España, la trataron muy mal en este último canal (curiosamente), pasándola a un sábado a las tantas de la madrugada. Apunto estuvieron de cancelarla, y es que la audiencia lo es todo. Ha cosechado muy buenas críticas en Estados Unidos (tales como “apasionante e irreverente comedia dirigida a un público inteligente” o “la serie mejor escrita del año, con diferencia”) y la actriz principal, Mary Louise Parker, ganó un merecidísimo Globo de Oro por su interpretación en la serie. Actualmente va por la tercera temporada.

SINOPSIS:

Después de quedarse viuda, Nancy Botwin (Mary Louise Parker) decide tomar una decisión para mantener a sus dos hijos y el estilo de vida al que estaba acostumbrada. Y no es otra que convertirse en camella de marihuana en el barrio residencial en el que vive, Agrestic, a las afueras de California. Contará con la ayuda de una mujer negra (Heylia James) y sus dos hijos para preparar y embalsamar la mercancia. Su mejor amiga, Celia Hodes (Elizabeth Perkins), es la celadora de los valores morales de la comunidad, preocupada por el sobrepeso de una de sus hijas y de la promiscuidad de la otra. Y es que, bajo la aparente normalidad de la comunidad de Agrestic, todos y cada uno de sus habitantes ocultan oscuros secretos.

weeds_1002_00752.jpg

PERSONAJES Y SUCESOS:

A partir de aquí encontrareis numerosos spoilers. En la primera temporada vemos a una Nancy afectada por la reciente pérdida de su marido Joshua (Jeffrey Dean Morgan). Se hace camella para mantener el estilo de vida al que estaban acostumbrados. Tengo que soltarlo: me he enamorado de Mary Louise Parker. Su interpretación es genial, sincera y natural como ella sola, e interpreta su papel con una autenticidad admirable. No ve reparos en ejercer su nuevo “negocio” con normalidad pero cautela. Es una madre comprensiva y cariñosa con sus dos hijos, y sabe arreglárselas sola, aunque no siempre es fácil. Es un personaje que cae bien y sobre todo, te lo crees. También a destacar la belleza de Mary Louise Parker, a la que había visto bastante escondida en papeles secundarios o de poca relevancia. Pues aquí tiene ocasión para lucirse, de hecho, todos los focos alumbran hacia ella. Nancy tiene dos hijos. Silas, el mayor, es un adolescente bastante revuelto que se hace novio de la hija de Celia, Quinn. Cuando envían a Quinn a un internado se hace novio de una chica sorda, Megan, tras un comienzo poco prometedor (que te pinten las partes bajas con spray no es un buen augurio precisamente). El chico está bien, el papel tampoco es para salirse. Shane, el pequeño, es un niño solitario al que hacen novatadas en la escuela y ante las que no se queda callado. Está profundamente afectado por la muerte de su padre, aunque esto no se sabe hasta que le  descubrimos viendo videos de su padre a escondidas. El niño cumple, y resulta entrañable en varias ocasiones.

weeds_.jpg

Andy es el cuñado de Nancy, y vuelve de Alaska para vivir en la casa de Nancy. Le va la mercancia de Nancy, es un chistoso y se hace amigo de Doug Wilson, el concejal del distrito y principal cliente de Nancy. Andy decide ayudar a Nancy en el negocio cuando abre una panadería de tapadera, en compensación por todos los líos que ha montado. Justin Kirk hace realmente bien el papel de Andy. Al principio no cae demasiado bien, pero más adelante nos ofrece algunos de los momentos más desternillantes de la serie (que no son pocos). Al final le mandan a Irak, lo que supone otro tema de entre los muchos que critica la serie sin caer en la moralina de otras series como Cinco Hermanos, con la que tiene en común algunos temas. Mientras que en aquella la crítica social se veía bastante forzada, aquí es mucho más natural, sin demagogias. La sorpresa de la serie junto con Mary Louise Parker me la ha dado Elizabeth Perkins, a la que mayormente había visto en bobadas infantiloides o subproductos televisivos. Bajo la apariencia cínica de su personaje se esconde una mujer desesperada. Su marido le pone los cuernos con una jugadora de tenis, el sobrepeso de su hija pequeña va en aumento y experimenta sensaciones lésbicas, y para colmo, le diagnostican un cáncer de mama. Tras la noticia, decide vivir la vida a tope. En una fiesta se enrolla con Conrad, uno de los hijos de Heylia. Me encantó el innato pasotismo de su papel ante temas terribles.

Otros personajes a destacar, aunque de breves apariciones, son Lupita, haciendo de la encargada en la limpieza mexicana de la casa de Nancy. Se lleva muy bien con Shane. Comienza a sospechar acerca del negocio de su patrona, y finalmente lo descubre. Vaneeta es la otra hija de la cascarrabias de Heylia, que está embarazada. Hacia el final de la temporada Nancy consigue expander por más zonas su negocio, no sin unos problemillas. En el último capítulo se enrolla con el padre de un compañero de Shane, que resulta ser, nada más y nada menos que un agente de la DEA.

weeds_0.jpg

Es de sorprender la ligereza con la que se tratan temas como el cáncer, las drogas, la guerra de Irak, el lesbianismo infantil, la hipocresía, el adulterio o el recuerdo de lo perdido, sin asumir ninguna posición acomodada. El secreto está en no forzar las situaciones para ir de políticamente incorrecto cuando sólo se consigue un tufo progre, en conseguir que esos temas formen parte de las vidas de los protagonistas como podrían serlo en la vida real, en evitar los sentimentalismos y no incidir en subrayados. Así consigue funcionar una comedia tan mordaz y cruel, que trata los temas de un modo nada complaciente.

CONTENIDOS:

En España ha salido a la venta la primera temporada en una edición de 2 discos que incluyen los 10 capítulos de unos 30 minutos de duración aproximada  de los que consta la primera temporada. La imagen está en formato 16/9 y el sonido es un Dolby Digital 5.1. Incluye los siguientes extras: audiocomentarios con Jenji Kohan, Craig X, Tonye Patano, Romany Malco y Kevin Nealon. Los documentales “Agitación suburbana”, “Trozos de monos”, “Recetas herbales agrestes”, el vídeo musical “All too much / More than a friend” y tráilers promocionales. A continuación la lista de capítulos de la primera temporada:

  • 1. No puedes fallar con el oso.
  • 2. Buga prestado.
  • 3. Un piruli de buena mierda.
  • 4. La fashion de Cristo.
  • 5. Renacer.
  • 6. Muerte en el infierno.
  • 7. Educación superior.
  • 8. El castigo del semáforo.
  • 9. La venganza del encendedor.
  • 10. La padrina.
  • weedst1-300a.jpg 

    CONCLUSIÓN:

    Estamos ante una serie fresca y original, descarnada en los temas que trata y que huye de los tópicos. Su principal logro es ser una serie irreverente y divertida resultando cercana. No tiene pelos en la lengua, es atrevida, y consigue crear situaciones graciosísimas y emocionar a partes iguales. Con unas actuaciones y personajes muy buenos (destacando a Mary Louise Parker y Elizabeth Perkins) y unas historias muy bien tejidas entre sí, resulta muy creíble y realista. Weeds es un éxito al alcanzar todo aquello que se propone a fuerza de valentía, oficio y buen hacer. En nada empiezo con la segunda temporada.

    Lo mejor: Mary Louise Parker, lo ácido y cruelmente divertido de las situaciones, los personajes, la gran variedad de temas que trata sin recurrir a lo de siempre, su frescura y Elizabeth Perkins.

    Lo peor: Que la primera temporada sólo tenga 10 capítulos.

    VALORACIÓN GLOBAL: 8.5.

    portada2.jpg

    Permalink 10 comentarios